El Senado recuerda a sus señorías que no pueden ser ya miembros de las cajas

Así figura en el informe de la Comisión de Incompatibilidades y que será aprobado en el Pleno del Senado del martes
El Senado ha recordado a sus miembros que no pueden continuar en los órganos de gobierno de las cajas de ahorro puesto que ambos cargos son incompatibles desde la reforma de la Ley de Cajas de 2010. Sin embargo, no les obliga a dejar el puesto inmediatamente sino que les permite agotar el mandato dentro del plazo máximo de aplicación de esa nueva incompatibilidad: el próximo verano.

Así figura en el informe de la Comisión de Incompatibilidades, al que ha tenido acceso Europa Press y que será aprobado en el Pleno del Senado del martes. En el informe, aprobado por unanimidad, se declara compatible la actividad extraparlamentaria de todos los senadores con su cargo en la Cámara y se incluyen además algunos "criterios generales".

En el último punto del informe, se recuerda que los cargos en órganos de gobierno de las cajas, en los que se cobran dietas, son incompatibles con la condición de senador. Sin embargo, se permite a quienes se encuentran en esta situación permanecer en ese puesto mientras la ley lo admita. El Real Decreto-ley de 2010 en el que se incluyó esta incompatibilidad abrió un periodo transitorio de tres años para aplicar esta novedad, periodo que culmina el próximo verano.

Miembros de empresas municipales
El informe repasa otras circunstancias en las que es compatible la actividad de sus señorías. Como bastantes de ellos son alcaldes o concejales, el Senado precisa que podrán tener un cargo en los órganos de gobierno de organismos y empresas municipales, siempre que ese cargo esté asociado a su condición de alcalde o concejal "y no pueda disociarse de esta".

Por lo demás, se repasan el resto de situaciones compatibles en vista de las declaraciones de actividades, bienes y rentas presentadas por sus señorías; por ejemplo, se les permite ser profesores, dar conferencias y cursos siempre que sólo se cobren dietas; formar parte de corporaciones de derecho público, como cámaras de comercio o agrarias o colegios profesionales, así como de los órganos de gobierno de entes públicos como RTVE.