El segundo premio arranca una sonrisa a los vecinos del barrio San Vicente

Un comercial de hostelería ha traido hasta Salamanca varios décimos del 92.845.

Los vecinos del barrio de San Vicente han recibido esta mañana con los brazos abiertos a Alberto, un comercial de hostelería, por su buen 'ojo' con la lotería. Y es que este distribuidor de Comercial Acera trajo desde Madrid varios décimos del 92.845 para venderlos entre algunos clientes y amigos.

 

De esta manera, la calle San Silvestre ha sido esta mañana una verdadera fiesta desde que muchos de sus vecinos se han encontrado con un décimo del 92.845 en el bolsillo, el segundo premio de la Lotería de Navidad.

 

Algunos de los agraciados son los dueños del establecimiento de hostelería situado en la calle San Silvestre, que han celebrado esta mañana los 125.000 euros que les han tocado por cada décimo.

 

'Tapar agujeros', invitar a los amigos o invertir en el negocio son algunos de los sueños que estos salmantinos podrán hacer realidad desde hoy mismo.