El sector valora como positivo copiar el modelo inglĂŠs de precios del cultivo

Los agricultores no tendrĂ­an un valor fijo asignado al cultivo y ĂŠste se ajustarĂ­a a las necesidades del mercado

El sector remolachero tiene como objetivo copiar el modelo inglĂŠs en lo que a fijaciĂłn de precio del cultivo se refiere, es decir, que pretenden que no haya un valor fijado de antemano para poder tener la opciĂłn de ver aumentado ese nivel con el paso de los meses y el movimiento de los mercados.

AsĂ­ lo asegurĂł el presidente de la Remolachera Salmantina, Juan Manuel Redero, quien afirmĂł que puede ser positivo para poder incrementar el precio en origen. "En la actualidad el precio por tonelada ronda los 45 euros al agricultor y es posible que copiando ese modelo inglĂŠs pudiera aumentar y creo que serĂĄ beneficioso para los profesionales", seĂąala.

AdemĂĄs, desde el sector celebran la presiĂłn que se estĂĄ realizando a la UniĂłn Europea para que no desaparezcan las cuotas de producciĂłn asignadas a cada agricultor, "noticia positiva para el sector para asegurar la producciĂłn y la permanencia del cultivo", apunta Redero.

No hay que olvidar que hace tres aĂąos el sector sufriĂł una fuerte reestructuraciĂłn, de modo que solo quedĂł el 50 por ciento de la producciĂłn, y otro tanto de agricultores que tuvieron que aceptar esta situaciĂłn para que el futuro del cultivo fuera viable. En la pasada campaĂąa, los productores de la provincia recogieron entre 85 y 90 toneladas por hectĂĄrea, lejos de los 100 o incluso mĂĄs que se pretende alcanzar en un futuro.

Tardanza en el cobro
Por otro lado, uno de los problemas que mĂĄs ha preocupado y preocupa a los remolacheros es el cobro de dinero una vez entregada la producciĂłn; en muchas ocasiones pasa un aĂąo entero hasta que pueden ver completado el precio real de la campaĂąa, pendientes de los pagos de la AdministraciĂłn, las ayudas y los contratos de las empresas.