El sector propone reducir el stock con viviendas de precio limitado

El presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de la Construcción (Aescon), Manuel Prieto Sierra, apuesta por implantar el próximo año una nueva fórmula en la provincia –desarrollada con éxito en Navarra– para rebajar el volumen de viviendas sin vender que acumula el sector y que lastran nuevos proyectos de edificación.
A. R. L.

La vivienda libre de precio limitado puede ser la solución a los males que azotan al sector, aunque la Junta de Castilla y León debería impulsar esta figura, después del catastrófico resultado que ha obtenido, a juicio de Prieto Sierra, la iniciativa para vender pisos al precio de aquellos que gozan de algún tipo de protección.

Con esta alternativa –provocada por la complicada coyuntura económica y, por lo tanto, una medida excepcional–, el empresario podrá jugar con un margen más amplio para fijar el precio del piso, siempre superior al limitado por la protegida, principal traba en la iniciativa impulsada por la Junta de Castilla y León y que ha derivado en la actividad nula de ventas. Mientras, Manuel Prieto Sierra reconoce que el aliciente que representaba el final de la deducción fiscal por la compra de viviendas no ha significado un incentivo en los dos últimos meses del año. Como “no se han cumplido las expectativas”, confiesa que la actividad se centra en la rehabilitación y reformas, amén de la Inspección Técnica de la Construcción (ITC), regulada en una ordenanza y que entrará en vigor con el nuevo año.

El Consistorio estima que el censo de inmuebles con más de 40 años de antigüedad roza los 5.000, mientras que en 2011 pasarán la revisión 253 edificios cuya construcción data de antes del año 1930. Las comunidades de vecinos podrán acudir a un mercado libre de técnicos (arquitectos y aparejadores).