El sector podrá acceder a nuevos préstamos de hasta 50.000 euros

Subvención del 2% en comisiones. La línea se eleva a 20 millones en financiación gracias a un acuerdo suscrito entre la Administración regional y la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca)
ICAL

Los agricultores y ganaderos de Castilla y León podrán acceder a una nueva línea de financiación dotada con 20 millones de euros y que permitirá que los profesionales del campo soliciten préstamos de hasta 50.000 euros para obtener circulante y afrontar los gastos habituales de campaña.

Lo positivo en relación a esta medida se encuentra en que entre la Junta y el Gobierno subvencionarán el 2% de las comisiones, lo cual no impedirá un mayor endeudamiento de los Agricultores a Título Principal (ATP), en un momento de crisis en el que los precios en origen están muy bajos.

El desarrollo de esta convocatoria de ayudas, a la que ya pueden acceder los agricultores tras salir publicada la Orden ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), se debe a la firma de un convenio suscrito ayer entre la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, y la presidencia de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca), Rosa Miguélez. A raíz del mismo, la Administración regional se hará cargo en su totalidad del coste de la comisión de estudio de los avales concedidos por Saeca, que será del 0,5% del importe total avalado; mientras que el Ejecutivo central asumirá un 1,5% de la comisión de gestión de los préstamos, “que como cualquier ciudadano si accede a un préstamo tiene que abonar directamente, pero en este caso lo pagan las administraciones”.

Endeudamiento
Aunque se trata de una medida más para inyectar liquidez en las cuentas de los profesionales, la propia consejera reconoció que supondrá un mayor endeudamiento de los agricultores y ganaderos, “al igual que sucede en otros sectores económicos” en momentos de crisis. “Afrontar y aguantar el encarecimiento de los costes de producción supone endeudarse y, ahora se busca una situación para dar mayores facilidades posibles y ventajas necesarias para que ello ocurra al menor coste posible y con garantías de supervivencia de las explotaciones”, manifestó Clemente.

Primer cliente
Por su parte, la presidenta de Saeca, Rosa Miguélez, recordó que la función de esta empresa anónima es “ayudar” al sector primario y destacó la “excelente” colaboración que siempre se ha producido con Castilla y León, cuya Consejería es el “primer cliente con un volumen muy importante. Es por ello que hemos respondido a la llamada de la consejera para comenzar a elaborar el documento”.