El sector del conejo pierde las ayudas por la crisis económica

Planes de mejora. La Junta de Castilla y León avisó por teléfono, y posteriormente lo hará por carta, a los ganaderos para comunicarles la desaparición de las subvenciones planificadas a principios de año
CHEMA DÍEZ

Los profesionales de la cunicultura recibieron como jarro de agua fría la noticia de la desaparición de las ayudas para los Planes de mejora o incorporación al sector, quedándose huérfanos de subvenciones debido a las consecuencias de la crisis económica.

Así se lo notificó hace más de un mes la Administración regional a los ganaderos de la provincia de manera telefónica y posteriormente lo notificará en una carta, ante el estupor de todo el sector.

La indignación crece aún más cuando afirman que a principios de año se les facilitó la solicitud para pedir las ayudas para los Planes de mejora o incorporación al sector de cara a este 2010, “y ahora nos damos cuenta de que nos hemos quedado sin ayudas para este año. Lo lógico hubiera sido que en 2010 sí las hubieran dado y de cara al año que viene, con previo aviso, haberlas suprimido”, apunta Juan Mari Blanco, ganadero de la localidad Aldeadávila de la Ribera.

Por tanto, son muchos o la gran mayoría los cunicultores que ya han realizado una inversión importante para hacer crecer su explotación, por lo que van a quedarse sin recibir el 40 o el 50 por ciento de lo que les costó con la supresión de las subvenciones al sector. Además, y tras la desaparición de las ayudas para la inseminación, el sector se ha quedado sin ningún tipo de ayudas para su desarrollo debido a las actuales dificultades económicas, por lo que la crisis se agudiza aún más.

Promoción y publicidad
Por tanto, lo único que les queda a los ganaderos de la provincia es la promoción y la publicidad que se hace del mismo gracias al importe económico que se usa del precio que recibe el productor y que va destinado a estos fines tanto en televisión como en radio para fomentar el consumo de este producto.

Precisamente en las próximas fechas será cuando más descienda el consumo de conejo debido a la llega de la época navideña, cuando el consumidor se decanta por otro tipo de productos como los lechazos o los tostones.

Este hecho se ha convertido ya en algo cíclico y natural porque ocurre cada año, cuando el consumo desciende de forma considerable por el hecho mencionado con anterioridad y se prevé que las ventas comiencen a descender en pocas semanas. Por tanto, el sector del cconejo pierde uno de los puntos fuertes y se queda desamparado frente al resto.