El sector del cigarrillo electrónico da empleo en Castilla y León a 158 personas

El sector del cigarrillo electrónico, con noventa puntos de venta en Castilla y León, da empleo a un total de 158 personas en la Comunidad, lo que la sitúa en octava posición en el conjunto de España, por detrás de Andalucía, con 1.015 trabajadores; Cataluña (840), Madrid (683), Comunidad Valenciana (613), Baleares (403), Aragón (210) y Euskadi (175).
VALLADOLID, 5 (EUROPA PRESS)



Así se recoge en un informe elaborado por la Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico, ANCE, en el que ha analizado el contexto empresarial de este producto y su industria. Esta prospección de la patronal recoge el número de trabajadores y puntos de venta a nivel nacional y autonómico con datos a cierre de marzo de 2014, según informaron a Europa Press fuentes del colectivo.

El informe de ANCE pone de manifiesto que el sector del e-cigarrillo es uno de los segmentos que ha mostrado una evolución más positiva en España en los últimos tres años, a pesar de la coyuntura económica, llegando a emplear a 5.163 personas de forma directa, 6.548 de manera indirecta, y un total de 2.950 puntos de venta.

Pese a esta evolución, en este momento, la regulación aprobada en Europa y España recientemente representa una oportunidad para profesionalizar y estabilizar el sector, al mismo tiempo que ayudará a ajustar y adaptar la demanda a la oferta real.

Manuel Muñoz, presidente de ANCE, reconoce que en los últimos meses se han producido cierres de establecimientos dentro del sector. "En 2013 se dispararon las aperturas pero debido a las noticias negativas que se difunden sobre el cigarrillo electrónico, la crisis económica y la falta de profesionalización de algunos establecimientos, se han producido cierres. Lo que ha provocado que el empleo se reduzca un 2%".

Por esta razón, apunta Muñoz, "es tan importante contar con una regulación clara, segura y que dote al consumidor y a la industria de la confianza necesaria para seguir adelante. Porque a pesar de los cierres estamos hablando de un sector que en plena crisis ha logrado dar trabajo a más de 5.000 personas, siendo uno de los pocos sectores capaces de generar empleo en nuestro país".

El presidente de ANCE sostiene que el sector "ha recorrido un camino largo y complejo hasta alcanzar una regulación razonable y justa tanto en España como en Europa". En este sentido, Muñoz sostiene que "con la nueva regulación y, sobre todo, el potencial y la experiencia de la industria, se está perfilando un sector coherente y ordenado, con una competitividad equilibrada, una alta calidad en el producto y una mayor protección, para los consumidores, los menores y la industria".

ESTATUS PROPIO Y DISTINTO DEL TABACO

Al respecto Muñoz señala que las condiciones regulatorias aprobadas por la Eurocámara, dotando al e-cig con un estatus propio distinto del tabaco y de los productos farmacéuticos, y el Congreso de los Diputados son "el marco idóneo mínimo para que el sector siga creando empleo, incentivando la inversión en I+D+i y ayudando a la dinamización e impulso de la economía española".

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) es la plataforma con mayor representatividad de este sector en España. Esta asociación sin ánimo de lucro se ha creado para defender los intereses de las empresas, los profesionales y los consumidores de estos productos.

ANCE promueve y protege el desarrollo de esta industria y ejerce como legitimo interlocutor del sector ante las autoridades públicas en el desarrollo de un marco reglamentario para el producto.

Es la principal agrupación de la industria en España, con una representación del 60% en establecimientos especializados en la venta del cigarrillo electrónico cuyo volumen de negocio de sus afiliados alcanza los 11,4 millones de euros.