El sector del cereal no ‘echa el freno’ y cotiza una semana más al alza

La mesa de porcino encontró el debate con José Luis González y los lechones

La Lonja Provincial de Salamanca está de estreno debido al cambio de los vocales pertenecientes a la Diputación que se iniciaron en esta nueva aventura como miembros de la Lonja Provincial. La mesa de cereales, que contó con la presencia de seis nuevos miembros (dos ganaderos y cuatro compradores) con la única ausencia de María González Martín, quien no acudió a su primera vez. El funcionamiento de la mesa fue quizá demasiado tranquilo, derivado del estreno de muchos vocales que, o bien estaban advertidos de antemano o querían causar buena impresión.

Así, la mesa de cereales cotizó al alza una semana más por el mayor movimiento de los mercados internacionales que pese a que cotizaron a la baja lunes, martes y miércoles de la semana pasada, jueves y viernes se produjo un cambio de tendencia.

Por ello, los productores demandaron una subida de entre tres y seis euros para todos los cultivos, mientras que los compradores hicieron lo propio con peticiones de entre uno y tres euros, coincidiendo, por tanto, con la misma tendencia aunque no en las cantidades demandadas.

De este modo, trigo panificable, trigo para pienso y maíz aumentaron su valor en dos euros para cotizar a 229, 225 y 227 euros por tonelada respectivamente, mientras que cebada, avena, centeno y paja hicieron lo propio tres euros para un precio final de 225, 215, y 216 euros por tonelada con la paja a 63 y 66 euros.

El porcino, con polémica en los lechones
Por su parte, la mesa de porcino también vivió unos momentos de tensión al salir a colación el sector de los lechones, donde José Luis González, productor, arremetió contra aquellos que pensaban que había que bajar el valor de estos animales “porque a su juicio sí se venden, y mucho”. De hecho, la mesa decidió una bajada de los lechones de 0,06 euros con casi unanimidad en la bajada con tres excepciones.

En cuanto al pienso, el sector sigue viendo dos realidades diferentes, ya que los ganaderos pidieron entre 0,02 y 0,03 euros de subida y los industriales repetición para una decisión final de subida de 0,01 euros por kilogramo, repitiendo el resto.

En el blanco, por su parte, la estabilidad y el equilibrio entre oferta y demanda han hecho que el precio se mantenga igual y repita.

El ovino repite, no sin polémica
Por otro lado, la mesa de ovino de la Lonja provincial, la más renovada de todas, vivió una jornada de repetición debido a las fechas en las que se encuentra el sector pero vivió de nuevo la polémica ante el desacuerdo entre las partes del sector.

Los ganaderos pidieron subida de entre 0,10 y 0,30 euros mientras que los compradores hicieron lo propio pero con una repetición, que fue la decisión final que tomó el presidente de la mesa, dejando a las claras que por muchos cambios que hagan, al menos el primer día, la mesa sigue sin entenderse.