El sector de la cereza augura buena producción con la incertidumbre de la calidad del producto

Los cerezos se encuentran en plena floración y las cuantiosas precipitaciones no han tenido una incidencia negativa en el cultivo.

El sector de la cereza en la provincia de Salamanca mantiene buenas perspectivas en el aspecto de la producción para una nueva campaña que se iniciará dentro de un mes en las zonas recolectoras por excelencia como son todas las que rodean la sierra salmantina.

 

Así lo ha indicado un productor de la localidad salmantina de Sotoserrano, José Sánchez, quien ha destacado que “los cerezos aún están en plena floración, pero las previsiones son de unos grandes rendimientos para este año”, destaca. De hecho, las cuantiosas precipitaciones de las semanas pasadas no han afectado a este cultivo que habrá que ver cómo responde a las más que probables heladas que se pueden dar entre abril y mayo.

 

Por ello, ante este hecho, muchas cerezas pueden echarse a perder, o por haber un exceso de producción, muchas de ellas pueden no tener el tamaño deseado para su venta ni la calidad necesaria para poder sacarlas al mercado.

 

Hay que recordar que en la pasada campaña la producción ya se vio mermada por las heladas y se situó en torno a los 100.000 kilogramos en 2012, la mitad del año pasado. Para conocer su precio habrá que esperar para conocer la producción total y qué ocurre en el valle del Jerte, que tiene una incidencia directa en el producto que se saca a la venta con origen en la provincia de Salamanca.