El sector contará con menos cochinos de bellota debido a la escasez de la misma en la provincia

Las altas temperaturas del mes de septiembre adelantaron una montanera que se quedará corta

La ausencia de precipitaciones y las altas temperaturas de semanas y meses anteriores han provocado un descenso de la cantidad de bellota en la provincia de Salamanca, incluso por debajo de la del año pasado que ya fue catastrófica.

Así, la montanera se ha adelantado bastante esta campaña como consecuencia de la caída de la bellota, que ha provocado que los animales hayan tenido que salir al campo antes de tiempo en el pasado mes de septiembre.

De este modo, se prevé un año muy irregular en la bellota, aunque debido a la escasez de cochinos en este ámbito el precio de los mismos puede ser más alto de lo normal, aunque la crisis del sector también puede frenar este ascenso.

La Norma de Calidad tampoco aclara mucho las cosas ya que de no cambiar el borrador inicial del Ministerio, la gran mayoría de estos cochinos que se cría en Salamanca quedaría fuera de circulación con la catástrofe que eso supondría para el sector en Guijuelo, Salamanca y Castilla y León.