El Santa Marta supo sufrir y rematar la faena

Los jugadores del Santa Marta celebran el gol de Palomi, el primero de los que marcó el equipo
Ver album

Victoria fundamental para la UD Santa Marta que superó a un rival directo (2-1) en un encuentro que dominó en todo momento pero en el que tuvo que sufrir para sentenciar en el último momento y después de haber disputado muchos minutos con uno menos. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

2 UD SANTA MARTA: Arturo, Lolo, Fernando, Carlos, Gallego, Víctor Abajo, Chamorro, Álvaro, Jorge, Palomi (Ángel, min. 90), Javi Borrego (Toral, min. 86).

 

1 RACING LERMEÑO: Luis, Tigre (Rodri, min. 80), Emili (Iván, min. 71), Saúl, Arnaiz, Dani, Roa (Miguel, min. 65), Chicho, Rodrigo, Sergio, Erik.

 

GOLES: 1-0, min. 60, Palomi. 1-1, min. 86, Rodri. 2-1, min. 88, Héctor Gallego.

 

ÁRBITRO: Hernández Cifuentes, del colegio vallisoletano. Mostró cartulina amarilla a los locales Lolo, Víctor Abajo y Carlos por el Santa Marta, y a Luis, Tigre, Saúl y Sergio por el Lermeño. Expulsó a Álvaro, del Santa Marta, con roja directa, y a Arnaiz, del Lermeño, con doble amonestación.

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Alfonso San Casto.

 

Tres puntos de oro para la UD Santa Marta que superó al Racing Lermeño, un rival directo en la lucha por evitar la zona baja, con merecimiento porque fue el equipo que fue en todo momento a por la victoria y no cejó en el empeño pese a que las ocasiones se acumulaban sin que el gol se decidiera a llegar.

 

De hecho durante los primeros 45 minutos y a excepción de una llegada que tuvo que despejar a córner, el portero local Arturo fue un mero espectador. En el otro área el que creaba problemas era el juvenil Javi Borrego que incordiaba a los zagueros y a punto estuvo de encontrar recompensa en un envío de un activo Palomi. Por milímetros le quitó el balón el portero en una acción en la que un defensa también le encimaba y desde la grada se pidió penalti.

 

El propio Borrego nada más volver de vestuarios tuvo una oportunidad clarísima para romper el 0-0 pero justo cuando el balón caminaba hacia el fondo de las mallas apareció el defensa Arnaiz para sacar fuera el envío del punta del Santa Marta. Lo seguía intentando el equipo local que tuvo que afrontar la dificultad de verse con uno menos cuando el colegiado 'pilló' a Álvaro en una acción antideportiva -escupió a un rival que había hecho algo similar previamente-, y fue expulsado. 

 

Pese a verse con uno menos, fue el Santa Marta el que siguió yendo a por el partido y al final encontró recompensa. En una acción en la que un centrocampista visitante decidió jugar con su portero, Palomi apareció por allí y mucho más listo le arrebató el esférico al guardameta para batirle a puerta vacía. 

 

Minutos más tarde el que se quedaba con uno menos era el Racing Lermeño tras ver Arnaiz la segunda amarilla. Se igualaban las fuerzas y todo parecía rodar a favor de los locales que, sin embargo, vieron como se repetía la historia del encuentro ante el Valladolid B y apenas a tres minutos del final se dejaba empatar tras rematar libre de marca Rodri un envío desde la banda.

 

Pese al golpe el Santa Marta tuvo las fuerzas y la convicción suficiente como para intentar algo más y devolvió el golpe en la siguiente acción. Gallego se encontró un balón provindencial en el área tras saque de esquina y esta vez su chut resultó inapelable, al fondo de las mallas para hacer subir al marcador el segundo tanto y al casillero tres puntos con sabor a esperanza.