El Santa Marta quiso más pero no pudo

Garban, que volvía al San Casto, defendido por Revilla (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Empate que se queda corto para la necesidad y los méritos de la UD Santa Marta, mejor con el balón pero sin pegada en el área ante un Villaralbo con mucho nombre y poco fútbol (0-0).

 

FICHA DEL PARTIDO

 

UD SANTA MARTA:  Charly, Dela, Revi, Juan Pablo, Gallego, Asensio, Ramajo (Víctor Abajo, min. 80), Jorge, Ángel, Borrego (Quirós, min. 73) y Julen (Palomi, min. 60).

 

CD VILLARALBO: Juanjo, Ruiz, Gallego, Manu Arias, Vilarchao, Ruby (Dieguito, min. 65), Villa, Garbán (Tejedor, min. 78), Javi Ballesteros (Conde, min. 71), Mato y Bruju.

 

ÁRBITRO: Carlos Cordero Rodríguez (colegio leonés). Mostró cartulina amarilla a los locales Borrego, Ramajo, Asensio, Jorge y a los visitantes Bruju, Ballesteros y Manu Arias. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 35 de Liga disputado en el estadio Alfonso San Casto.

No tenía pinta sencilla el encuentro para la UD Santa Marta ante un rival construido para subir con futbolistas como Garban, Ballesteros, Manu Arias, Bruju, Mato… jugadores con categoría y experiencia en ligas superiores.

 

De hecho el Villaralbo saltó al campo tratando de imponer su mando, sobre todo en el juego aéreo y en acciones a balón parado desde donde generó inquietud en las primeras acciones. También con un disparo desde la frontal de Garban aunque Charly y la defensa de la UD Santa Marta respondieron bien.

 

Esas acciones positivas dieron confianza a los locales que, poco a poco, comenzaron a desplegar con rapidez su contra. Juego vertical, buscando a Ángel que se pegaba y volvía locos a los dos centrales del Villaralbo, y primeras aproximaciones de peligro a la portería defendida por Juanjo. El Santa Marta parecía más cómodo sobre el campo, intenso en su línea media, firme atrás y con velocidad arriba y su rival optaba por frenar su juego con continuas faltas, algunas de ellas rozando la agresión.

 

El Santa Marta no se descentró pese a estas acciones y aunque le faltaba probar al portero ganó el descanso con la sensación de haber hecho mejor primer tiempo que su rival. 

 

Era lógico esperar que el Villaralbo diera un paso al frente por calidad, porque por necesidad  esetá claro que tiene más la UD Santa Marta, y así Bruju llegó al área sorteando rivales pero su chut final lo detuvo bien Charly.

 

Bajó de calidad el partido con un Santa Marta que no encontraba el remate y un Villaralbo que ofrecía poco, esperando el error o una genialidad mientras dejaba pasar los minutos. El que daba por bueno el empate era el que no se jugaba nada pese a su mayor calidad.

 

Una mala cesión sobre la portería visitante, a la que a punto estuvo de llegar Ramajo frente a Juanjo se convirtió en la mejor ocasión para el Santa Marta cuando el choque alcanzaba ya sus últimos diez minutos. Puso Arturo sobre el campo a todos los jugadores ofensivos que pudo en busca de esa oportunidad difícil de encontrar porque el equipo zamorano, lejos de arriesgar, siempre dejaba cuatro o cinco hombres atrás.

 

No hubo forma, el Santa Marte merodeó el área con peligro en las botas de Palomi pero no concretó ninguna oportunidad