El Santa Marta acaba el año con el dulce sabor de la victoria

Jorge progresa con un balón controlado ante la mirada de sus compañeros y rivales
Ver album

Importante y sufrida victoria de la UD Santa Marta ante el Atlético Tordesillas (2-1) en un encuentro jugado de poder a poder y que empezó a decantarse en el segundo tiempo cuando los locales demostraron mucho más descaro que su rival a la hora de mirar el marco contrario.

Por un momento pareció que los de Peque se iban a llevar la victoria de forma cómoda, pero en esta Tercera División nadie regala nada, e incluso a veces te complican la vida y un penalti en contra hizo temer lo peor. Pero los locales jugaron con cabeza los últimos minutos y, por si acaso, ahí estuvo Miguel Ángel.

 

El primer tiempo acabó sin goles y sin que se pudiera decir que uno u otro equipo habían dominado el juego. Mucha intensidad, defensas adelantadas propiciando fueras de juego y pocas llegadas con verdadero peligro, pero la sensación de que el duelo podía caer de cualquier lado.

 

Pero en la segunda mitad fue el Santa Marta el que dio un paso al frente y se fue de manera decidida a por el partido. Rozó el tanto Ibai, tras cabecear en el segundo palo, y probaron desde fuera varios disparos antes de que llegara el gol de Asensio en una jugada de asedio local en la que se acabó por aprovechar un rechace.

 

Con el tanto siguió insistiendo el Santa Marta, que además se guardaba en el banquillo varias piezas importantes de ataque. Una de ellas, Diego Quirós, puso el segundo al poco de entrar en el campo tras aprovechar un buen pase de Jorge que le dejaba casi solo. Sorteó bien al defensa y al portero y no perdonó. Dedicatoria para Rober, recién operado de la rodilla. 

 

El 2-0 parecía dejar todo sentenciado a cuarto de hora del final pero el árbitro se sacó de la manga un penalti en un córner, expulsó a Ibai por doble amonestación y con el 2-1 y uno menos tuvieron que afrontar los locales el tramo final. Mucha emoción. Lo intentó el Atlético Tordesillas pero se defendió bien el equipo y cuando su rival consiguió disparar ahí estuvo Miguel Ángel para asegurar los tres puntos.