El ‘Sanse’ – Tenerife se disputará una vez finalizados todos los partidos de la jornada

La visita del Tenerife al Municipal, como el resto de jornadas, fue a las 12.00 horas. (Foto: Chema Díez)

Los madrileños siempre juegan a las 12.00 horas en casa y el Tenerife hace lo propio cuando juega fuera. Entonces, ¿por qué se permite desde la Federación que este partido se dispute conociendo todos los resultados?

La federación ha acordado que solo en las dos últimas jornadas de Segunda B haya horarios unificados en aquellos partidos en los que hay algo en juego. Pero en la jornada 36, en el Grupo I, desde el máximo órgano federativo se ha permitido que ‘Sanse’ y Tenerife disputen su partidos a las 19.30 horas de este domingo, es decir, una vez conocidos todos los resultados ‘calientes’ de esa jornada.

 

Y esta decisión choca porque el ‘Sanse’ ha jugados todos sus partidos de la temporada en casa a las 12.00 horas y el Tenerife, a su vez, se veía obligado a jugar todos sus partidos fuera de casa a las 12.00 horas para poder coger el avión de vuelta y no hacer noche en Madrid. Por tanto, ésta será una de las pocas excepciones de ambos equipos en toda la temporada.

 

¿Por qué este horario? La respuesta es muy sencilla, y es que a esa hora todos los partidos en los que hay algo en juego se han terminado y el Tenerife, siempre y cuando pierda el Leganés, será primero de grupo sin necesidad de jugar el partido.

 

Por su parte, el ‘Sanse’, al jugar a esta hora, conocerá el resultado de todos los equipos de abajo, del Guijuelo y del Ourense, todos ellos en la parte baja de la tabla.

 

De esta decisión se pueden sacar varias conclusiones y es que si no hay inconveniente de jugar más tarde de las 12.00 horas en el caso del Tenerife, ¿por qué no se ha tomado en otros partidos esta decisión? ¿Por qué solo se ha hecho a falta de tres jornadas y entre dos equipos que se juegan algo?

 

Si la Federación quiere evitar suspicacias y malas lenguas es mucho mejor evitar este tipo de situaciones y terminar así con posibles 'peligros'.