El Salmantino recuerda cómo se gana

Imagen de un partido anterior (Foto: I. Calle)

El equipo de María Hernández venció 0 - 4 a La Virgen del camino y logra una victoria después de demasiados partidos sin sumar de tres en tres.

El CF Salmantino ha sumado una importante victoria en tierras leonesas ante un equipo muy aguerrido, correoso y complicado como es La Virgen del Camino en su propio terreno de juego.

 

Los de María Hernández se adelantaron en la primera mitad gracias a un gol de Juanan, mantuvieron la ventaja cuando más apretó el equipo local y supieron  sentenciar cuando los leoneses jugaban con uno menos.

 

El encuentro siguió un guión similar al de partidos anteriores, un equipo dominante, el charro, y otro que lo único que buscaba era no recibir un gol. Juanan fue el primero en avisar, pero en el mano a mano estuvo más acertado el cancerbero local.

 

Diego Ortiz dio el segundo aviso con un tiro al poste y el propio Juanan no perdonó a la tercera y adelantó al Salmantino, obteniendo así los frutos del juego que estaba desplegando el conjunto blanquinegro.

 

Antes del descanso, todavía pudo ampliar la renta el Salmantino, pero un defensa leonés evitó el tanto de Juanan.

 

Tras el paso por vestuarios, apenas 11 minutos después de la reanudación, La Virgen del Camino se quedó con un jugador menos por agresión sobre Esteban. Parecía que el partido se ponía ‘cuesta abajo’ para los charros, aunque esto sólo es un decir, ya que tras la expulsión llegaron los mejores minutos de los locales, espoleados por su afición.

 

El dominio de La Virgen del Camino no se tradujo en ocasiones claras y Mario Sopale, a nueve minutos para el final, anotó el segundo gol blanquinegro para ahuyentar los fantasmas de partidos anteriores.

 

Toni Miguel tuvo en sus botas el tercer tanto salmantino tras un disparo lejano, pero fue Vicente el encargado de hacer el 0-3. El propio Toni puso la guinda al partido con el 0-4 final y los tres puntos y los 4 goles son un botín merecido a tenor del trabajo que venía realizando la plantilla blanquinegra.