El Salmantino no puede con las bajas y con una mala segunda mitad

Los charros no supieron reaccionar al primer gol y cayeron por 2 a 0.

Ficha del partido

Cristo Atlético: Montero, Ricky, Víctor, Remus, Cuenca, Calleja, Héctor (Íñigo), Hompy, Mikel (Egoix), Hassam y Aitor (Puertas).

CF Salmantino: Rodri, Moro (Caramelo), Ibai, Juanan, Gallego, Juan de la Nava, Tejedor, Mario Sopale, Iñaki (Vicente), Diego Ortiz y Toni Miguel.

Goles: 1-0, min. 56: Mikel. 2-0, min. 66: Aitor.

Incidencias. Partido disputado en La Nueva Balastera. El colegiado amonestó a los locales Hompy y Ricky y a los visitantes Vicente y Juanan.

Derrota de los blanquinegros (2-0) ante el Cristo Atlético en un partido con dos partes bien diferenciadas. La primera, en la que fueron superiores los charros y la segunda, en la que los palentinos fueron mejores y aprovecharon sus oportunidades para sumar los tres puntos.

 

Las ausencias de Ruby, Saúl, Sito Cruz y Héctor Grijalba obligaron a María Hernández a colocar una defensa inédita de inicio: Gallego y Juan de la Nava formaban la pareja de centrales, mientras que Ibai y el juvenil Moro (que debutaba como titular) eran los laterales.

 

El encuentro comenzó con una ocasión de Mario Sopale, muy activo durante todo el encuentro, que se internó en el área, dribló a su par y su disparo se encontró con un defensa cuando ya había superado al guardameta local.

 

Tras unos minutos de parón por la lesión del colegiado, el partido se reanudó y con el paso del tiempo el Salmantino se fue haciendo con la posesión del balón, aunque no de forma abrumadora. Pasaban los 20 minutos de juego y apenas se habían vivido ocasiones claras.

 

Fue en torno a la media hora cuando el Salmantino dispuso de las dos ocasiones más claras. La primera, tras un disparo de Iñaki desde la frontal que despejó Montero y, la segunda, tras una jugada de estrategia a la salida de un córner que remató Toni Miguel desde el borde del área, pero que también se encontró con el guardameta palentino.

 

En los últimos minutos de la primera mitad, el Cristo Atlético ganó algunos metros y se sacó de encima la presión blanquinegra, en lo que sería el preludio de la segunda mitad.

 

Una segunda parte en la que los palentinos comenzaron avisando con un remate de cabeza alto y con un disparo al poste. En el 56, Mikel no perdonó y aprovechó un buen balón a la espalda de la defensa salmantina para batir a Rodri en el mano a mano.

 

Jarro de agua fría y los mejores minutos de un Cristo Atlético que, diez minutos después y en una jugada prácticamente calcada a la anterior, anotaba el segundo, obra de Aitor.

 

María Hernández buscó soluciones en el banquillo, introduciendo en el terreno de juego a Caramelo, ya recuperado, y Vicente. El Salmantino lo intentó con garra, pero el Cristo Atlético estaba bien armado defensivamente y salía con peligro al contragolpe.

 

Al final, el partido murió con el marcador de la Nueva Balastera luciendo un 2-0 favorable a los locales ante un Salmantino que realizó una buena primera parte, pero que no se encontró a gusto en la segunda, especialmente tras el primer tanto local.