El salmantino Marcos Sánchez Polo, entre los tres árbitros de Castilla y León que aspira al ascenso a Segunda B

Árbitros de Castilla y León

El árbitro salmantino Marcos Sánchez Polo es uno de los tres de Castilla y León que estará entre los 56 colegiados que aspiran al ascenso a Segunda B. Realizará las pruebas los dáis 7 y 8 de mayo y ascienden un máximo de 24. 

Con el final de temporada llega el esfuerzo final en la carrera por el ascenso. Esta semana, el Comité Técnico de Árbitros ha dado a conocer los colegiados de Castilla y León que continúan en la lucha por el ascenso a Segunda División B: César Domínguez Zapatero (León), Marcos Sánchez Polo (Salamanca) y Pablo Arias Rodríguez (León). 

 

El pasado 16 de abril se celebraron las últimas pruebas tanto físicas como técnicas, a lo que hay que sumar las puntuaciones obtenidas durante las actuaciones de sus partidos.

 

Queda medirse al resto de colegiados clasificados del territorio nacional. Un total de 56.

 

"El próximo 7 y 8 de mayo vamos a la RFEF para realizar las pruebas conjuntas, serán decisivas junto con la actuación de nuestros colegiados en algún partido del play off. Sólo ascienden 23 ó 24 árbitros de toda España, dependiendo de las plazas que existan", argumenta Javier Turienzo Álvarez, responsable del programa de Talentos y Mentores de la RFEF en Castilla y León.  A las pruebas, también asistirán Samuel García Aguilera (León) y Antonio Rodríguez Pérez (Burgos), como asistentes de Segunda División B, cuyo objetivo es una plaza en el fútbol profesional, con un posible ascenso a la Segunda División.

 

Este viernes, la sede de la FCyLF será el lugar de reunión, a partir de las 17,30 horas, para informar a los mencionados árbitros del desarrollo del precursillo de ascenso en Madrid.