El Salmantino logra un punto tras una buena segunda mitad

El equipo dirigido por María sumar cinco partidos seguidos sin conocer la derrota.

FICHA DEL PARTIDO

 

1 CF SALMANTINO: Rodri, Sito, Ibai, Juan de la Nava (Miguel Ángel, min. 80), Ruby, Adri, Álex Caramelo, Diego Ortiz, Vicente (Iñaki, min. 86), Juanan y Toni Miguel (Tejedor, min. 62).

 

1 CD MIRANDÉS B: Sergio, Mikel, Dani, Herrero), Beraza, Andrés, Carlos (Ortiz, min. 63), Álex, Asier, Jorge (Álvaro, min. 80) y Jon Vega (Alberto, min. 86).

 

GOLES: 0-1, min. 28: Asier. 1-1, min. 82: Diego Ortiz.

 

ÁRBITRO: David Becerril amonestó a los locales Ruby y Juanan y a los visitantes Andrés, Herrero y Álex.

El conjunto blanquinegro comenzó el año como lo terminó, con un empate y suma ya cinco encuentros sin conocer la derrota.

 

El equipo de María Hernández mostró dos caras bien diferentes, completó una mala primera parte que hizo que se marchase al descanso por debajo en el marcador, mientras que en la segunda mitad los charros empataron el encuentro e incluso pudieron llevarse la victoria.

 

Los primeros 45 minutos no fueron buenos en líneas generales y el Mirandés B, bien plantado sobre el césped de Las Pistas, tuvo más presencia que el equipo charro, que, sin embargo, fue el primero en acercarse a la portería rival, gracias a una jugada de Álex Caramelo que acabó rematando Vicente flojo a las manos del portero.

 

Poco después, en la primera ocasión clara del Mirandés, llegó el gol visitante, obra de Asier, que le ganó la partida a la defensa blanquinegra y fusiló a Rodri desde el interior del área.

 

El tanto burgalés despertó al Salmantino que poco a poco se fue acercando a la portería defendida por Sergio, pero sin crear ocasiones claras de gol.

 

Tras el paso por el vestuario, la charla de María Hernández pareció surtir efecto y el conjunto blanquinegro mostró una mejor cara sobre el campo, dominando el esférico y llegando hasta el área rival.

 

Dos disparos de Toni Miguel y otro remate de cabeza de Juanan fueron las oportunidades más claras que creó el Salmantino al comienzo de la segunda mitad, aunque fue el Mirandés el que tuvo la mejor ocasión, de nuevo Asier, pero en el mano a mano estuvo más listo Rodri para evitar el segundo gol visitante.

 

A pesar de la mejoría, María Hernández decidió mover el banquillo y dar entrada a Tejedor y al juvenil Miguel Ángel y el equipo apretó un poco más el acelerador aprovechando la velocidad del extremo y la frescura del centrocampista.

 

Precisamente, fruto de una recuperación de Miguel Ángel nació la jugada del gol charro. El centrocampista cedió el esférico a Álex Caramelo y éste la dejo atrás para que Diego Ortiz, desde la frontal, disparase con fuerza al fondo de las mallas.

 

La entrada del delantero Iñaki también dio un punto de mordiente más a los salmantinos y en los últimos instantes tres jugadas consecutivas a punto estuvieron de significar el segundo gol local, pero  ni Caramelo ni el propio Iñaki pudieron batir al guardameta visitante que evitó la derrota de su equipo con una excelente última intervención.