El salmantino Juan del Álamo corta la única oreja en la primera de San Isidro

Juan del Álamo, en una corrida anterior en Salamanca

El torero salmantino le dedicó, además, uno de sus toros al rey Felipe VI: "Majestad, es un honor para todos. Para los que estamos presentes, para la Sesta y para todos los toreros".

 

El Rey Felipe VI ha recibido este 8 de mayo en la madrileña Plaza de las corrida de la feria de San Isidro de Madrid con el brindis de tres toros.

 

El monarca ha acudido esta tarde por sorpresa a Las Ventas, donde comienza la programación taurina con motivo de la Feria de San Isidro. Se trata de la primera vez que Felipe VI asiste a los toros desde que fue proclamado el pasado 19 de junio. 

 

Desde una entrada de barrera, el Rey ha disfrutado de la primera corrida de San Isidro acompañado de los toreros Palomo Linares --el último que cortó un rabo en este coso, en 1972-- y Eduardo Dávila Miura.

 

El jefe del Estado ha llegado a Las Ventas pasadas las 18.30 horas de la tarde y ha sido recibido en la entrada por Dávila Miura y el gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, Carlos Abella. 

 

Ya en la plaza, el monarca ha recibido el saludo de los aScionados, que ha agradecido puesto en pie devolviendo el saludo con la mano. Junto a él se han sentado en la barrera del tendido uno Dávila Miura, a un lado, y Palomo Linares, a otro. 

 

BRINDIS DE TRES TOROS

 

Los tres toreros que han conformado el cartel de este 8 de mayo han agradecido al Rey su asistencia a la corrida de arranque de la feria madrileña brindándole el primer todo de cada lote.

 

El mexicano Joselito Adame, el primero en torear, ha recordado a Felipe los "momentos difíciles" por los que atraviesa la Sesta. "Ojalá que con usted salga adelante", ha dicho al monarca.

 

El sevillano Pepe Moral, por su parte, ha subrayado el "honor" que supone para él poder  brindar al Rey "la muerte de este toro" así como que Felipe VI presencie su faena "en un día tan especial" para él. "No sé que haré con este toro, pero vamos a intentarlo", ha apostillado.

 

El salmantino Juan del Álamo ha brindado al monarca la muerte de un toro llamado 'Mojito', al que ha cortado la única oreja de la tarde. "Majestad, es un honor para todos. Para los que estamos presentes, para la Sesta y para todos los toreros", ha dicho. 

 

REGRESO A LOS TOROS

 

Don Felipe no se dejaba ver por la Sesta nacional desde el año 2011, cuando acudió en representación de su padre a la tradicional Corrida de la BeneScencia del mes de junio, también en Madrid.

 

Al Rey Felipe no le ha acompañado este viernes su mujer, la Reina Letizia, que tan sólo acudió junto a él a los toros en mayo de 2004, cuando, estando prometida, asistió en Las Ventas a una de las corridas de la Feria de San Isidro.

 

Dentro de un mes, se celebrará también en Madrid la tradicional Corrida de la BeneScencia, que habitualmente preside la Casa Real. Solía ser el Rey Juan Carlos quien acudía a la BeneScencia, aunque en alguna ocasión delegó en su hijo, y con más frecuencia, en su primogénita la Infanta Elena, gran aficionada como su padre a los toros.