El salmantino José Manuel Holgado Merino, nuevo director general de la Guardia Civil

(Foto: Europa Press)

Holgado Merino, de 56 años, relevará a Fernández de Mesa al frente de uno de los puestos junto con el de la Policía de más relevancia en la estructura del Gobierno.

 

Nacido el 14 de octubre de 1959 en El Cubo de Don Sancho (Salamanca), Holgado Merino es licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca (1977-1982) y en 1985 ganó la oposición a Judicatura. Desde 1998 es magistrado de la Sección Tercera Penal de la Audiencia Provincial de Sevilla. Con anterioridad fue titular del Juzgado de lo Penal número 10 de Sevilla y titular de los Juzgados de Marchena y Carmona (Sevilla). Su formación académica la ha completado con cursos impartidos por el Consejo General del Poder Judicial relativos a discriminación de la mujer, justicia restaurativa y medición penal, protección de derechos humanos y control judicial de la inmigración, delitos societarios, entre otros

El magistrado de la Audiencia Provincial de Sevilla, el salmantino José Manuel Holgado Merino (El Cubo de Don Sancho (Salamanca) 1959) será el nuevo director general de la Guardia Civil en sustitución de Arsenio Fernández de Mesa. Su nombramiento se incluye entre una amplia renovación de cargos llevada a cabo por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que también es juez de carrera.

 

Antes de alcalde hispalense, Zoido fue decano de los jueces de Sevilla, donde José Manuel Holgado, número dos de su promoción, ha ejercido como magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla.

 

El séptimo director civil del Instituto Armado fue el ponente encargado de recursos relativos a la muerte de la joven sevillana Marta del Castillo. Con anterioridad ejerció desde el Juzgado de lo Penal 10 de Sevilla.

 

Holgado Merino, de 56 años, relevará a Fernández de Mesa al frente de la Dirección General de la Guardia Civil, uno de los puestos junto con el de la Policía de más relevancia en la estructura del Gobierno. Ambos cuerpos cuentan con importantes aparatos de información que son piezas claves, junto al CNI, de los servicios de inteligencia del Estado.

 

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil --y su equivalente en la UDEF de la Policía-- también juegan un papel básico, en coordinación con los jueces, en las investigaciones contra el crimen organizado y en la lucha contra la corrupción.