El salmantino Jesús Caldera encabeza un largo adiós de ilustres 'señorías' en el Congreso

El diputado socialista salmantino, Jesús Caldera (Foto: Chema Díez)

El socialista y diputado por Salamanca dice adiós al Congreso después de 30 años ocupando un escaño en la Cámara Baja.

 

ASCENSO Y CAÍDA DE ROSA DÍEZ

  

La exlíder y portavoz parlamentaria de UPyD Rosa Díez no piensa dejar nunca la política, pero ya no estará en puestos de salida para repetir escaño la próxima legislatura. Llegó al Congreso como única diputada de UPyD en 2008 y tres años después, ya con Mariano Rajoy en el Gobierno, sumó hasta grupo parlamentario.

  

Los malos resultados en las europeas, el ascenso de Ciudadanos, las crisis internas y la debacle de las locales de mayo la llevaron a dejar el liderazgo del partido y dar un paso atrás. Su compañerto Andrés Herzog ha tomado su testigo.

 

LOS QUE CAMBIAN DE CÁMARA

  

En esta legislatura ha habido también relevantes nombres de la política que han cambiado el Congreso por otra cámara. Es el caso del excoordinador de IU Gaspar Llamazares, quien dejó el Congreso para irse al Parlamento asturiano tras las elecciones del pasado 24 de mayo.

  

Tiempo antes hizo lo propio el otrora portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka, en su caso para formar parte del Gobierno de Íñigo Urkullu como portavoz del Ejecutivo y ministro de Justicia.

  

Cuatro diputados que dejaron sus escaños en el Congreso para incorporarse al Parlamento Europeo el año pasado son los socialistas Ramón Jáuregui y José Blanco, y los 'populares' Esteban González Pons y el hoy comisario Miguel Arias Cañete.

Políticos históricos como Alfonso Guerra, líderes de partidos como Alfredo Pérez Rubalcaba o Cayo Lara, ministros como Alberto Ruiz-Gallardón o veteranos parlamentarios como el 'popular' Vicente Martínez Pujalte o el nacionalista vasco Emilio Olabarría han dicho adiós al Congreso esta X legislatura que ahora termina.

  

En diciembre de 2014 el histórico dirigente socialista y exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra decía adiós al Congreso después de 37 años en los que ha venido ocupando un escaño ininterrumpidamente, lo que le hacía ser el parlamentario más veterano de la Cámara.

  

De hecho era el único que conservaba su puesto en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo desde la legislatura constituyente, en la que participó activamente en la redacción de la Carta Magna. Entre otros cargos parlamentarios, Guerra dedicó sus últimos años en el Congreso a presidir la Comisión Constitucional y la Comisión de Presupuestos.

 

RUBALCABA, DE VICEPRESIDENTE A JEFE DE LA OPOSICIÓN

  

El exlíder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba anunció en junio de 2014 su decisión de dejar el escaño del Congreso tras más de 20 años como parlamentario a sus espaldas. Ya había dicho adiós al liderazgo del partido tras la derrota de las elecciones europeas de mayo.

  

Rubalcaba formalizó en septiembre su despedida de la Cámara Baja, en la que era jefe de la oposición desde diciembre de 2011. Antes había ejercido como portavoz del Grupo Socialista y negociador parlamentario del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que en 2006 le incorporó al Ejecutivo primero como ministro del Interior y después, en 2010, como vicepresidente y portavoz. Actualmente está otra vez dedicado a la docencia en el Departamento de Química Orgánica de la Universidad Complutense de Madrid.

 

RUIZ-GALLARDÓN, NO PUDO SER

  

En septiembre de 2014 fue Alberto Ruiz-Gallardón el que, con apenas tres años como diputado pero un largo bagaje en la política madrileña, abandonaba el Congreso tras dimitir de ministro de Justicia. Lo hacía después que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confirmara que su proyecto 'estrella', la reforma de la Ley del Aborto, no vería la luz.

  

El nuevo destino del que fuera presidente de la Comunidad de Madrid y alcalde de la capital ha sido el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, una institución que el Gobierno de Cristina Cifuentes está en trámites de suprimir.

 

TRINI JIMÉNEZ, DESPEDIDA EN PRO DE LA RENOVACIÓN

  

La exministra de Exteriores y Sanidad Trinidad Jiménez anunció hace pocas semanas que ponía fin a su etapa política en el Congreso, donde en esta legislatura de mayoría del PP se ha encargado de la Portavocía de Exteriores.

  

Jiménez, asistente en su día de Felipe González y después promotora de la candidatura de José Luis Rodríguez Zapatero para liderar el PSOE, decía adiós a una carrera política en la que asegura haber "sido todo" y apuntaba que era momento de "dar un paso atrás" para que otros tomasen el relevo. Su destino, el área internacional de Telefónica.

 

JESÚS CALDERA, 30 AÑOS DE DIPUTADO

  

Dar paso a las nuevas generaciones fue también el argumento que utilizó el exministro de Trabajo Jesús Caldera cuando hizo pública su decisión de dejar de ser diputado por Salamanca tras más de 30 años en el Congreso.

  

Caldera llegó al Congreso como el diputado más joven de la Cámara en 1982, fue secretario general del Grupo Socialista con la dirección de Joaquín Almunia y luego portavoz y 'mano derecha' de José Luis Rodríguez Zapatero en la oposición. Entre 2004 y 2008 ocupó la cartera de Trabajo y Asuntos Sociales.

 

MANUEL CHAVES, POR LA PUERTA DE ATRÁS

  

Otro veterano socialista que abandonó esta décima legislatura el Palacio de la Carrera de San Jerónimo fue el exministro y expresidente andaluz Manuel Chaves, a quien se presionó para que dejara su escaño tras ser imputado por el Tribunal Supremo en el caso de los ERE fraudulentos.

  

Chaves, que presidió el PSOE con Zapatero, ha ocupado un sillón en el Congreso durante cinco legislaturas alternas, incluyendo la constituyente. En la décima que ahora termina fue además presidente de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo.

 

ADIÓS A TXIKI BENEGAS

  

Una de las despedidas más tristes de esta legislatura que culmina ha sido la del veterano diputado vasco José María 'Txiki' Benegas, quien falleció el pasado mes de septiembre después de una larga enfermedad.

  

Benegas, que fue secretario general del PSE durante los años más duros del terrorismo de ETA y número tres del PSOE con Felipe González, fue diputado de todas las legislaturas desde la constituyente salvo la tercera, en la se centró a la política vasca.

 

CAYO LARA, UN PASO ATRÁS

  

El actual coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, quien ya avanzó que no sería candidato a la Presidencia del Gobierno, no ocupará ningún puesto en las listas de la coalición en las próximas elecciones y limitará a cuatro años su paso por el Parlamento.

  

Lara, que ha sido el presidente portavoz del grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), dijo esta semana adiós a la Cámara Baja recuperando el histórico eslógan de "OTAN, no. Bases fuera" en el Pleno del Congreso.

 

PUJALTE, EL MARTILLO DEL PP

  

Otro histórico diputado que se ha despedido esta legislatura del Congreso es el 'popular' Vicente Martínez Pujalte, que ha ocupado escaño durante más de dos décadas en las que ha dirigido  negociaciones presupuestarias y a la vez ha sido uno de los principales arietes del PP contra el PSOE. Es el único diputado que ha llegado a ser expulsado del hemiciclo por un presidente, en su caso Manuel Marín.

 

OLABARRIA, LA ORATORIA DESATADA

  

También el veterano diputado del PNV Emilio Olabarría dijo adiós esta semana al Congreso tras más de 20 años ocupando un escaño. En su despedida, Olabarría, quien ha destacado por su alambicada oratoria, pidió perdón al presidente del Congreso y a sus antecesores por haber incurrido en "la insurrección sistemática" de los tiempos de intervención, y alertó de la "efebocracia" que, a su juicio, representan los jóvenes candidatos que se prevé llegarán al Congreso la próxima legislatura.