El salmantino Gabriel Velázquez comienza el lunes el rodaje de su película “Ártico” en el CAEM

Fotograma de la película Iceberg, en la que Velázquez ya utilizó Salamanca como escenario
Es su cuarta película y en ella profundiza en el estudio que está realizando desde hace años sobre el Folk y las tradiciones de Salamanca, al mismo tiempo que cierra la trilogía que ha dedicado a la familia como motor de vida
El próximo lunes dará comienzo en el CAEM el rodaje de ARTICO, la cuarta película del director salmantino Gabriel Velázquez, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Salamanca, a través de la Salamanca Film Comission, y de la Diputación Provincial. Además de la capital también serán escenarios del rodaje los municipios de Ledesma, Babilafuente, Vecinos, Cabrerizos o Encinas de Abajo.

También Zamora estará presente. La tierra será la gran protagonista y las cámaras entrarán en las entrañas de la ciudad, retratando sus monumentos. ARTICO es una profundización del estudio que el director está haciendo sobre el FOLK y las tradiciones de Salamanca. Según Gabriel Velázquez “desde hace dos años hemos recopilado información, músicas, libros, fotos y documentos en los archivos de las Instituciones, bibliotecas y en la Filmoteca de Castilla y León, en Salamanca. Hemos recorrido la provincia para conocer personajes, tradiciones y paisajes. Así seguiremos haciendo hasta conseguir rodar mi siguiente proyecto, FOLK”.

A su vez cierra la trilogía que Gabriel Velázquez ha dedicado a la familia como motor de la vida. En esta ocasión el eje que sostiene el film será “Familia versus soledad”, a través de la mirada de sus dos jóvenes protagonistas. Uno con un hijo y rodeado de familia y el otro sin nadie alrededor. Y cada uno quiere lo que no tiene. Su entorno social es la difícil Europa actual en la que han de buscarse la vida como sea para sobrevivir.

En AMATERUS, una joven de 16 años y un señor de 65 años se inventan que son familia para no estar solos en la vida. En ICEBERG los adolescentes deambulan solos por el río ante la gran distancia o ausencia de su familia. En ARTICO, estos chicos se han hecho mayores y les llega la hora de plantearse la vida ante su propia familia”, explica el director.
Los protagonistas serán, los jóvenes Juanlu Sevillano, Víctor García, Débora Borges, Alba Nieto, y Lucía Martínez. Además repetirán todos los actores salmantinos que han rodado con Gabriel anteriormente en Sud Express, Amateurs o Iceberg, como han sido Juanma H. Seisdedos, Miguelón, la familia Iglesias, Carolina Morocho, Jesús Nieto…

Como novedad, Eusebio Mayalde interpretará un personaje de ficción, lo que será el anticipo del siguiente proyecto que el director quiere rodar en su tierra, FOLK, una mirada “pop” y sin complejos a nuestras tradiciones. La música de “Ártico” hará un repaso por la música más genuina de nuestra tierra, desde el punk contemporáneo de Estrogenuinas a la charrada más atávica de nuestros artesanos, pasando por las fusiones electrónicas de Líneas al bies, salmantinos residentes en Los Ángeles.

Quiero hacer una propuesta y hacer ver que nuestro folklore puede ser tan pop como una canción punk. Ese es mi reto musical. Quiero unir a la juventud de nuestra tierra con sus raíces musicales” dice Gabriel Velázquez.


El equipo técnico también será en su mayoría de Salamanca y de la región. Esta es una manera de potenciar a la gente de la tierra y de hacer industria, en esta ocasión, de manera artesanal. Iceberg, la anterior cinta del director, sigue siendo una de las películas españolas más internacionales del año.

Tras haber pasado por casi todos los Festivales Internacionales más importantes del mundo y los tres grandes de España (San Sebastián, Valladolid y Gijón) en diciembre será presentada en el Lincon Center de New York, dentro del Spanish Cinema Now, una selección de las mejores películas del año.

ARTICO: el argumento
ARTICO es la búsqueda de la familia, es un camino largo, duro y frío. Otra vez el invierno en Salamanca como telón de fondo. Los Iceberg que antes flotaban desprendidos ahora se juntan y se agolpan en una masa de hielo de miles de kilómetros. Es como un desierto, pero helado. Cada habitante, cada animal que vive en el ártico, tiene que luchar con sus dientes para buscar su alimento, para defender a su familia; para sobrevivir.

En ARTICO Jota tiene 21 años y vive solo en una vieja cabaña de alquiler de barcas junto al río Tormes. No tiene a nadie y lo que más quiere en la vida, por encima de todo lo demás, es tener su propia familia y no volver a estar solo nunca más. Hace poco ha conocido a Debi, una chica brasileña. Está enamorado hasta las trancas y quiere hacer su nido con ella y hasta tener familia numerosa si es posible. Para él, la familia es lo primero y casi lo único. Pero ella aún es muy joven y no lo tiene nada claro. Simón tiene 20 años. Acaba de tener un hijo con su novia de toda la vida. Ahora viven los tres en casa de sus padres, en el barrio de la Vega. Es una familia de feriantes muy numerosa. Simón intenta revelarse ante el exceso de responsabilidad y tanta familia alrededor porque en el fondo lo que quiere es estar por ahí, perdido como su amigo Jota y seguir siendo un niño todo lo que pueda. Jota y Simón son íntimos desde pequeños. Ahora ya se han hecho mayores y cada uno quiere lo que no tiene y que sin embargo tiene el otro. Mientras eso ronda por sus cabezas, intentan buscarse la vida para salir adelante en estos difíciles momentos que vive Europa.

Gabriel Velázquez: director y productor
Gabriel Velázquez ha obtenido reconocimiento a nivel nacional e internacional desde sus orígenes como cineasta en 1996, cuando obtuvo el Premio Luis Buñuel de Cinematografía con su primer cortometraje. Su primera película como productor, De Salamanca a ninguna parte, estuvo en la Sección Oficial de Documentales en el Festival Internacional de Valladolid y fue finalista de los Premios Goya en 2002.