El Salamanca, pendiente de que la juez dicte sentencia favorable y apruebe la cesión de sus derechos federativos

Juan José Hidalgo (Foto: Chema Díez)

Los servicios jurídicos de Hidalgo recibieron, de manera oficial, el documento del Consejo Superior de Deportes que no le concede al Salamanca la conversión en Sociedad Anónima Deportiva varios dias después de hacerlo público.

El nuevo Salamanca de Juan José Hidalgo continúa dando pasos hacia una posible inscripción en la categoría de bronce del fútbol español. Tal es así que los servicios jurídicos del club se mantienen a la espera de la decisión favorable de la juez de Salamanca, que se está demorando más de lo previsto.

 

De este modo, y si esta semana no hay novedades, los propios servicios jurídicos del club salmantino pueden viajar hasta la capital salmantina con el objetivo de encontrar una respuesta para terminar con esta incertidumbre, y todo hace indicar que, una vez conocidos los precedentes, será favorable.

 

Pero el futuro no será fácil; la negativa del Consejo Superior de Deportes (CSD) de concederle la conversión en Sociedad Anónima Deportiva (SAD) al club ha complicado el proceso. Esta decisión se hizo pública el pasado 17 de octubre, pero no fue hasta el 21 de este mes cuando los servicios jurídicos de Hidalgo recibieron el documento que le negaba este hecho alegando, entre otras muchos argumentos, que una Sociedad Limitada (SL) no puede convertirse en SAD.

 

Esta decisión será recurrida al contencioso - administrativo ya que el club posee un plazo de dos meses para hacerlo aunque en este caso tendrá que abonar las tasas. La otra opción, la de un recurso de reposición al mismo órgano que ya ha denegado esta opción (el CSD), pese a ser gratos, ha quedado desestimada por razones obvias.

 

Por ello, desde el nuevo Salamanca ven en la cesión de los derechos federativos a otro equipo de la capital como una de las soluciones más viables ya que esa opción está incluida en las alegaciones presentadas a la juez a la espera de una respuesta favorable, para poder convertirse así en un club deportivo y cumplir con uno de los requisitos demandados por la Real Federación Española de Fútbol (RFE).