El Salamanca necesita soluciones

Caras serias, de preocupación porque la situación así lo exige. La plantilla del Salamanca regresó ayer al trabajo buscando razones que expliquen la racha negativa y, sobre todo, soluciones que permitan salir de ella. Sigue habiendo confianza en lo que se hace y, entre los jugadores, también en su entrenador
Teresa Sánchez
La derrota ante el Barcelona B ha aumentado las dudas entorno al Salamanca. Son ya seis consecutivas, un punto sumado de 21 posibles y la zona de peligro ya a la puerta, así que los jugadores y el cuerpo técnico reconocían ayer su preocupación por la situación y la necesidad de poner cuanto antes soluciones que deben salir desde el juego del propio equipo.

El sentir general es que tan sólo en el encuentro frente al Barça no se estuvo a la altura del partido y con la confianza de que antes se estaban haciendo bien algunas cosas –por eso los veteranos aseguran que esta situación no se parece a la del año pasado–, apuntan a que es el camino a tomar en Soria. Los más críticos ayer pedían cabeza fría si el equipo consigue coger ventaja y, sobre todo, más intensidad en el trabajo defensivo. Otros como Marcos o el propio técnico –que deja el análisis junto a sus jugadores para mañana–, apuntan a que toca finalizar mejor las situaciones de ataque porque se acumulan llegadas sin crear peligro claro.