'El Rubio' explica con su "consumo severo" la droga que llevaba cuando fue detenido

El presunto traficante Amancio García Carro explica que consume drogas desde hace 18 años tras pregunta de su abogado para intentar justificar su vínculo co el tráfico de drogas. Reconoce todos los hechos del día de su detención.

Amancio García Carro, 'El Rubio', ha sido el primero en declarar que se celebra desde esta mañana en la Audiencia Provincial contra presunta la banda dedicada al narcotráfico que lideraba cuando fue detenido en 2013. En total han sido once los acusados que han prestado declaración y todos ellos, uno a uno, han ido reconociendo los hechos que ha puesto sobre la mesa la fiscalía.. 

 

El conocido delicuente, después de responder afirmativamente a todas las preguntas del Fiscal, lo ha hecho a las de su abogado Marcos García Montes, que le ha preguntado por su condición de drogodependiente. De esta forma parece querer explicar el volumen de droga, dos kilos, que llevaba en su Audi A6 cuando fue detenido en una operación policial el 29 de juilio de 2013, hace más de tres años después de un largo seguimiento detallado por el fiscal. 

 

Despliegue policial en la puerta de la Audiencia Provincial

 

En primer lugar, el fiscal ha relatado los hechos y ha preguntado por cada uno de los pormenores a 'El Rubio', que ha ido diciendo "sí" a todo. Ha sido su manera de reconocer los hechos que se le imputan y que corresponden con el día de su detención, cuando intentó huir de la Policía en un Audi blindado, una persecución que acabó cuando los balazos de los agentes pincharon las ruedas del vehículo.

 

Tras el fiscal, ha intervenido su abogado, el mediático García Montes, que le ha preguntado si era toxicómano. 'El Rubio' ha respondido que consumía drogas desde hace 18 años, cocaína y heroína, y que está siguiendo un programa de desintoxicación, a pesar de lo cual todavía consumía algo. Ha descrito su dependencia como un "consumo severo" seguramente para justificar la cantidad que llevaba en su vehículo cuando fue detenido y su permanente relacción con el tráfico de estupefacientes.

 

Además ha reconocido que en prisión ha participado en un programa de desintoxicación "pero todavía tomo algo. En ellos estoy". No ha sido el único que durante el juicio ha reconocido problemas de dependencia. 

 

Durante esta sesión han salido a la luz los seguimientos que la Policía hizo a García Carro y a su suministrador, con localizaciones en Castellanos, Carbajosa o la rotonda de E'Leclerc en las cercanías de Salamanca. Todo ello, reflejado en las comunicaciones de BlackBerry que se le intervino. Al preguntarle el fiscal si recordaba llevarla en el coche, el acusado ha respondido: "con el golpe me quedé atontonado". Las comunicaciones, con mensajes y fotografías, a través de este dispositivo móvil son clave en las investigaciones de la Policía.

Noticias relacionadas