El Rey asegura que las reformas del Gobierno "no tardarán en dar fruto"

Subraya la importancia de que Rousseff asista a la Cumbre Iberoamericana y promete que se facilitará la entrada de brasileños en España

El Rey Don Juan Carlos ha expresado su convencimiento de que las reformas "de gran calado" que el Gobierno está acometiendo frente a la crisis económica "no tardarán en dar fruto".

Don Juan Carlos se ha expresado así en Brasilia, donde hoy ha iniciado una visita de trabajo. En el brindis del almuerzo que la presidenta Dilma Rousseff ha ofrecido en su honor, el Rey ha afirmado que España "tiene el empeño y la determinación para superar la crisis desde la solidez de sus instituciones y la excelencia" de su capital humano.

"La economía española tiene fundamentos sólidos. Nuestra deuda pública es menor que la de otros países de la Unión Europea. Nuestras cuentas con el exterior y nuestras cuentas públicas se equilibran con rapidez, al tiempo que mejora nuestra competitividad", ha enumerado.

Frente a esta crisis mundial que golpea "con virulencia" a los países de la UE, el Rey ha querido dejar claro que España está trabajando con sus socios europeos para "estabilizar los mercados financieros, reducir los intereses de la deuda pública y fortalecer el proyecto del euro", el proyecto "más ambicioso" que los europeos han abordado juntos.

Don Juan Carlos ha trasladado a Rousseff que España respalda las aspiraciones de Brasil de tener un "mayor protagonismo" en las instituciones internacionales. También le ha hecho ver que para nuestro país es de enorme importancia que asista a la Cumbre Iberoamericana de Cádiz en noviembre.

"Nos satisfará mucho poder contar, señora Presidenta, con su presencia en la Cumbre", ha dicho el Rey, quien ha ofrecido a Rousseff la oportunidad de aprovechar su visita a España para firmar una actualización del acuerdo de asociación entre ambos países, que data de 2003.

Elevar el diálogo
España tiene interés en constituir con Brasil un mecanismo de consultas políticas que eleve la relación en este plano y que obligue a los dos Ejecutivos a reunirse con cierta periodicidad, al estilo de la Comisión Binacional que España ya tiene con México.

Ante una amplia delegación de empresarios españoles que le acompañan en este viaje, el jefe del Estado ha subrayado la "voluntad de permanencia y de compromiso con Brasil" de las compañías españolas, conscientes de que Brasil "ha entendido bien que son las economías más abiertas y que mejor respetan el principio de seguridad jurídica las que más bienestar ofrecen a sus ciudadanos".

El Rey se ha referido a uno de los pocos asuntos que hoy por hoy enturbian la relación bilateral, las no admisiones de ingreso en el territorio español de ciudadanos brasileños.

Tras afirmar que los brasileños "son muy bienvenidos" en España, ha garantizado a Rousseff que las autoridades españolas están estableciendo "medidas efectivas que agilizarán los trámites para facilitar la entrada de ciudadanos brasileños".

Precisamente hoy representantes de los dos Gobiernos se han reunido en Madrid para explorar nuevas fórmulas de cooperación para evitar que se deniegue la entrada a ciudadanos brasileños que no tienen ninguna intención de permanecer de manera ilegal en nuestro país.

El Rey también ha destacado la participación de España en el programa 'Ciencia sin Fronteras', por el que 1.500 brasileños becados por su país podrán estudiar el próximo curso 2012-2013 carreras técnicas en universidades españolas.

Además, empresas españolas también están dispuestas a poner a disposición de jóvenes graduados brasileños períodos de prácticas o "pasantías" que sirvan para completar su formación. El Rey ha pedido que, en reciprocidad, Brasil acoja a universitarios españoles, pues son "muchos" los que estarían "deseosos de aprovechar las oportunidades laborales que ofrece un país que crece tan deprisa como Brasil".

Don Juan Carlos ha saludado cómo la implantación del español en la enseñanza secundaria ha rendido frutos. "Brasil puede convertirse en pocas décadas en el primer país del mundo que tiene el español como segunda lengua. Superando a Estados Unidos", ha destacado.

Antes del almuerzo, el Rey mantuvo una entrevista bilateral con Rousseff, con quien inauguró después un encuentro empresarial hispano brasileño. Mañana, Don Juan Carlos realizará una visita de trabajo a Chile, donde le recibirá el presidente Sebastián Piñera. Como en Brasil, acompañarán al Rey en Chile una amplia delegación de alto nivel de empresarios españoles.