El retraso en la piscina climatizada de San José deja sin este servicio a 10.000 usuarios

Proyecto de la piscina cubierta de San José.

El Ayuntamiento se comprometió a tenerla lista durante 2016, pero la obra durará un año y todavía no se ha iniciado siquiera la licitación. La demanda llega hasta los 10.000 usuarios que tendrán que esperar, al menos, hasta mediados de 2017.

UN ALTO NIVEL DE USUARIOS

 

El estudio realizado en su día para avalar la necesidad de construir una nueva piscina climatizada destaca la conveniencia del proyecto por las características sociales y demográficas de Salamanca, con un porcentaje 12 puntos superior de personas que practican actividad física, 52,5%, respecto a la media española concluyó que la estimación de personas mayores de 15 años que pueden abonarse a las piscinas climatizadas se sitúa entre las 5.000 y 7.000 personas y entre 2.205 y 3.075 los niños de entre cero y catorce años que podrían apuntarse a diferentes cursillos.

La climatización de las piscinas de San José tendrá que esperar y el Ayuntamiento no va a cumplir con su promesa de que la ciudad tuviera su tercera piscina cubierta durante 2016. Al menos, no se han dado los pasos necesarios para conseguirlo porque el proyecto lleva en un cajón desde el pasado marzo y no se ha hecho la tramitación necesaria para contratar la obra a pesar de que cuenta con todos los parabienes, incluído un acuerdo con el grupo municipal socialista. Pero de momento cerca de 10.000 usuarios potenciales tendrán que esperar porque el proyecto no avanza.

 

En marzo de 2015, el Ayuntamiento se comprometió a tener terminada la tercera piscina cubierta de la ciudad tras comprobar que existía demanda para ella. El PSOE pidió en su día un estudio para avalar la necesidad de este tercer vaso climatizado, y fue hace ya nueve meses cuando un estudio independiente confirmó que habría usuarios para justificar la inversión. Según el informe, hasta 7.000 personas y otros 3.000 niños podrían beneficiarse de esta instalación.

 

Sin embargo, nada se ha movido desde entonces. El Ayuntamiento sigue inmerso en su plan para tapar el 'agujero' que ha dejado la anterior concesionaria. Tras quince años de gestión, Eulen se marchó sin haber cumplido con su obligación de hacer el mantenimiento necesario; esa fue la conclusión a la que llegaron los propios técnicos del Ayuntamiento, que han valorado en 6,5 millones la inversión necesaria para reparar todos los desperfectos encontrados. El consistorio, al fin, ha puesto en marcha un proceso para reclamarle cantidades, pero de momento ha tenido que poner dinero para arreglos.

 

En esta situación, parece que el proyecto de cubrir San José se va a posponer. Según se anunció en su día, las obras costarán 1,5 millones de euros y se demorarán, al menos, doce meses. El compromiso es que estuviera lista durante 2016, pero eso ya no será posible porque a día de hoy no ha iniciado ni el proceso de licitación del contrato. Hay que elaborar el pliego de condiciones, sacarlo a contratación pública, hacer el proceso de selección, adjudicarlo y firmar el contrato, lo que llevaría no menos de 3-4 meses sin contar el tiempo para elaborar el pliego.