El reto: Una marcha más

Cualquier jugador, cualquier aficionado o directivo de la Unión Deportiva Salamanca habría firmado llegar a la quinta jornada de Liga en la situación que lo ha hecho el equipo salmantino. Cuarto en la tabla, con tres partidos ganados, sin conocer la derrota y con una plantilla que, pese a su evidente renovación, aparenta haber hecho bloque muy pronto.
Teresa Sánchez

Pero lejos de conformarse todos quieren más. Más victorias, más puntos y, también, más juego porque existe el convencimiento de que por ahí se puede dar más de si. Se comprobó ante el Tenerife y ése, más que el andado ante el Huesca, es el camino que quiere seguir el equipo blanquinegro en su duelo de esta tarde frente al Alcorcón. Justo cuando se alcanza el mes de competición y con mucha Liga por delante a nadie se le escapa que en la situación que vive la Unión este duelo puede suponer un punto de inflexión importante. No es que sus objetivos deban empezar a cambiar pero la tranquilidad que le aporta un buen comienzo debe servir para que el conjunto siga creciendo en su fútbol y, porque no, en sus aspiraciones.

Ante el Alcorcón habrá pocas novedades en el once inicial que proponga Cano. No habrá modificaciones en la zaga donde Arbilla parece asentarse en el centro de la zaga a la espera de que se recupere Goikoetxea y el técnico esperará a que Mario Rosas esté al cien por cien para darle entrada desde el inicio buscando un poco más de imaginación en la medular. Por ello, habrá que ver a quién de la tripleta Endika-Miguel García-Yuste deja fuera en esta ocasión. Perico será el encargado de darle ese plus de juego a esa zona mientras que por delante las alternativas son múltiples, aunque jugadores como Sarmiento, Juanjo o Marcos parecen tener un hueco casi asegurado en la búsqueda del quinto encuentro con éxito.