El reto de llevar turismo a Siega Verde empieza con los escolares

Patrimonio de la Humanidad. Los alcaldes de Ciudad Rodrigo, Villar de la Yegua, Villar de Argañán y Castillejo se reúnen para estudiar medidas concretas para la explotación del yacimiento arqueológico
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ

Siega Verde lleva “entre nosotros” como restos de gran valor prehistórico, algo más de dos décadas. Sin embargo, siempre ha sido uno de los grandes recursos olvidados de la comarca. Aprovechando la declaración como Patrimonio de la Humanidad, es el momento de cambiar la tendencia. Y el punto de partida deben ser los niños: “Que ningún escolar, en primer lugar salmantino, y después castellano y leonés, se quede sin conocer el yacimiento”, en palabras del alcalde de Ciudad Rodrigo, Javier Iglesias; e incluso “sea visita obligatoria”. Ése sería el primer paso para que “no quede ningún salmantino sin pasar por aquí”.

En el día de ayer, el regidor mirobrigense, acompañado por los alcaldes de los municipios de la zona, Cándido Palacios, de Castillejo de Martín Viejo; Tomás Méndez, de Villar de la Yegua; y Luis Ángel Moro, de Villar de Argañán; junto con el delegado territorial de la Junta en Salamanca, Agustín Sánchez de Vega, se acercaron hasta Siega Verde. Allí recorrieron el yacimiento y mantuvieron una primera reunión para analizar el nuevo escenario que se abre con este reconocimiento, con el objetivo de plantear medidas concretas, en especial, encaminadas a conseguir más visitas.

En este aspecto, la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, que ostenta la gestión desde 2001, es optimista. Desde aquel año, y hasta finales de junio, pasaron por Siega Verde 26.463 personas. Ahora el número debe crecer, y de hecho, ya desde el domingo han aumentado las reservas.

En este sentido, Javier Iglesias se comprometió a que cualquier turista que llegue hasta Ciudad Rodrigo demandando información turística, la reciba también de Siega Verde. “Evidentemente el turismo especializado, de universidades de todo el mundo –ya se están buscando formas de colaboración con la Universidad de Salamanca–, va a aumentar, pero hay que apostar por el familiar”, según Iglesias. Considera que la declaración supone “un antes y un después para los pueblos cercanos y para toda la comarca”, pero para ello se deben “impulsar iniciativas conjuntas con otras administraciones”.

Agustín Sánchez se comprometió a incluir a Siega Verde en las rutas turísticas con un protagonismo especial. Mostró su satisfacción por que “Salamanca sea una de las pocas provincias del mundo con dos catalogaciones de Patrimonio Mundial”. Y pidió un reconocimiento especial para Manuel Santonja, la persona que supo ver “que unos dibujos en las piedras eran realmente grabados del Paleolítico”. En próximas fechas finalizarán las obras de remodelación del Aula Arqueológica, con una inversión de 331.000 euros de la Junta.