El 'retiro' del Senado: cuatro preguntas entre tres senadores salmantinos en 32 meses

Los senadores Julián Lanzarote y José Muñoz.

Los senadores populares por Salamanca demuestran una reducida actividad parlamentaria y comparten el enunciado de dos de las cuatro preguntas diferentes que han hecho en casi tres años. Salvo la defensa de la tauromaquia, sus mociones obvian intereses concretos de la provincia.

ELENA DIEGO

 

La única senadora socialista por Salamanca demuestra una actividad casi opuesta a la de sus colegas populares. En cuestión de números, acumula ocho preguntas orales en pleno, 28 en comisión, 667 preguntas con respuesta escrita, 31 solicitudes de informes, ha intervenido en los tres debates de presupuestos generales del Estado y suma 47 intervenciones de todo tipo en iniciativas de control al Gobierno y legislativas.

La hoja de servcios de los senadores del PP por Salamanca luce bastante vacía casi tres años después de que tomaran posesión de sus actas. En total suman, por ejemplo, ocho preguntas y tres mociones en comisión, por citar algunas de las cuestiones con las que se mide la actividad parlamentaria. Ahora, esas ocho preguntas hay que reducirlas a la mitad porque las dos primeras que formularon las compartieron y eran idénticas, así que preguntas diferentes son cuatro en tres años entre tres senadores.

 

La de las preguntas con respuesta escrita es solo una de las variables que miden el trabajo de un parlamentario y que, analizadas en su conjunto, evidencian un bajo nivel de actividad. Seguramente los números no lo son todo, pero repasando la actividad parlamentaria de todos los senadores del PP de Castilla y León los salmantinos se sitúan entre los menos activos. Y no es una cuestión achacable a procedimientos o a que el ritmo de trabajo en el Senado sea bajo, ya que hay compañeros de filas con número mucho más elevados.

 

Una situación que lleva a preguntarse una vez más si el Senado no es, hoy por hoy, un retiro para políticos en la recta final de su desempeño. En el caso de los senadores del PP por Salamanca, se trata de Isabel Jiménez, expresidenta de la Diputación, cargo que ejerció durante ocho años; Julián Lanzarote, exalcalde de Salamanca durante cuatro legislaturas y otras dos más de concejal; y José Muñoz, senador en dos legislaturas y expresidente de la Diputación salmantina.

 

Sin embargo, la de las preguntas no es la única dimensión en la que los números de los senadores salmantinos se quedan aparentemente cortos. Entre los tres suman, además, tres mociones en comisión desde que comenzó la legislatura; las aportan Lanzarote (2) e Isabel Jiménez, mientras Muñoz no se ha estrenado en este capítulo. El problema es que, a pesar de ser representantes de una provincia como Salamanca, muchas veces la temática de las intervenciones se relaciona muy remotamente con los intereses salmantinos.

 

En el caso de las mociones en comisión, Lanzarote ha instado al Gobierno a "incentivar el despegue exterior de nuestras industrias culturales" (una moción de todo el grupo popular) y a los trabajos de catalogación y restauración del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, recuperado tras ganarlo el Estado en los juzgados a una compañía de buscadores de tesoros; esta última fue una moción presentada por iniciativa del Grupo Socialista a la que se sumaron todos los grupos y en la que el senador salmantino intervino por ser portavoz popular en la comisión de cultura.

 

Por su parte, Isabel Jiménez solo intervino en una moción, por la que se instaba al Gobierno a paralizar la operación de permuta del edificio y la parcela del colegio de San Juan de la Cruz para posibilitar su reversión al barrio de La Redondilla, en Valladolid. La moción, presentada por iniciativa del Grupo Socialista, fue votada en contra por el PP, posición que anunció la propia Jiménez, portavoz de su grupo en la comisión de empleo y seguridad social.

 

En cuanto a la participación en las comisiones, ni Jiménez ni Lanzarote han llegado a tomar parte en iniciativas de control al Gobierno e iniciativa política; por contra, José Muñoz ha tenido doce intervenciones, pero ninguna en relación directa con los intereses de la provincia. Todas sus preguntas en comisión han versado sobre tarifa eléctrica, minería, quema de carbón, energía... de manera genérica. Y cuando ha concretado geográficamente, ha optado por preguntar por el proyecto Castor (el depósito de gas natural frente a las costas de Castellón), los cortes de luz en Pontevedra, la actividad de construcción naval en la ría de Vigo o una línea de alta tensión también en Pontevedra.

 

En la misma línea han ido sus intervenciones en iniciativas legislativas, que se han centrado en el proyecto de presupuestos de cada año y en las leyes del sector audivisual y del sector eléctrico. Isabel Jiménez se ha anotado otras dos intervenciones en pleno para tratar leyes del Gobierno, en su caso, los textos para la liberalización del comercio y la solvencia de las entidades financieras. Y Julián Lanzarote se ha sumado solo en dos ocasiones a iniciativas legislativas, las dos sobre la declaración de la tauromaquia como bien de interés cultural.

Noticias relacionadas