El Reino de León 'ruge' con la goleada de España

Fotonoticia 20160905230108 640 detail

La selección nacional de Julen Lopetegui pasa por encima de la débil Liechtenstein y vence 8-0 con dobletes de Costa, Silva y Morata, a los que se sumaron Vitolo y Sergi Roberto.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ESPAÑA: De Gea; Sergi Roberto, Piqué, Ramos, Jordi Alba; Busquets, Koke, Thiago (Nolito, min.46); Silva, Vitolo (Marco Asensio, min.79) y Diego Costa (Morata, min.69).

 

LIECHTENSTEIN: Jehle; Rechsteiner (Yildiz, min.71), Polverino, Kaufmann, Góppel; Hasler, Martin Buchel (Gubser, min.83), Burgmeier, Wieser, Salanovic (Wolfinger, min.73); y Marcel Buchel.

 

GOLES.

 

1-0, min. 10: Diego Costa.

2-0, min. 55: Sergi Roberto.

3-0, min. 59: Silva.

4-0, min. 60: Vitolo.

5-0, min. 66: Diego Costa.

6-0, min. 82: Morata.

7-0, min. 82: Morata.

8-0, min. 90+: Silva.

 

ÁRBITRO: Lee Ewans (GAL). Amonestó a Kaufmann (min.12), Polverino (min.26), Hasler (min. 52) y Yildiz (min.76) por parte de Liechtenstein.

 

ESTADIO: Estadio Municipal Reino de León. Lleno.

La selección española de fútbol ha emprendido su andadura en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 con una goleada severa (8-0) contra Liechtenstein en León, donde se abrió, con dobletes de Diego Costa, David Silva y Álvaro Morata, un camino ilusionante en el primer encuentro oficial bajo el mando de Julen Lopetegui.

 

El estreno oficial de Lopetegui fue luminoso después de las buenas sensaciones alimentadas contra Bélgica, aunque frente a un rival de menor envergadura al que le llegó el resuello hasta el descanso, con el que se llegó con un solitario gol del reivindicativo Diego Costa, más reconocible que con Del Bosque.

 

El 1-0 al descanso no presagiaba el auténtico vendaval goleador que tuvo lugar en la segunda mitad y que se llevó por delante a un combinado modesto que no dio más de sí. En un encuentro especial también para Sergi Roberto, que se estrenó con 'La Roja' en partido oficial partiendo desde un lateral derecho y como goleador, el conjunto local se hizo desde el primer momento con el previsible control de la pelota.

 

Koke adoptó el rol de lanzador a balón parado y el plan salió a la perfección desde los primeros compases, poniendo el choque de cara a los españoles al botar una falta medida milimétricamente hacia la cabeza de Diego Costa. Al hispanobrasileño se le notó con sed de sangre y participó en casi todas las acciones ofensivas locales, irreconocible en relación a sus anteriores internacionalidades, en las que solamente consiguió anotar una diana.

 

Pese a dominar de forma incontestable la posesión, esto no se tradujo en oportunidades claras de gol. Los infortunios se aliaron en contra de España y la multitud de piernas instauradas por los leichtensteinianos en el área fueron una muralla con la que las acometidas se toparon una y otra vez.

 

Con este quiero y no puedo se llegó al tiempo de descanso, una victoria por la mínima que resultaba muy pobre para los intereses hispanos, por lo que Lopetegui decidió realizar una apuesta ofensiva dando entrada a Nolito en lugar de Thiago Alcántara.

 

Los cambios realizados desde la sala de máquinas no pudieron dar mejores frutos. El juego comenzó a engrasarse y el marcador fue abultándose a la par. Sergi Roberto, Silva y Vitolo pusieron tierra de por medio con tres goles en cinco minutos, emprendiendo una goleada que sirvió para que los campeones del mundo en 2010 comenzaran a gustarse.

 

EL NUEVO DAVID SILVA

 

Después de haber resistido contra viento y marea en los primeros 45 minutos, Liechtenstein se vino abajo en un tramo especialmente duro en el que volvió a quedar de manifiesto el nuevo papel adquirido por David Silva en el esquema, que también repitió en el descuento.

 

Más participativo que en la etapa precedente, el de Arguineguín vio cara por cuarta vez en los dos partidos que suma a las órdenes del nuevo seleccionador, una cifra que le permitió superar a Emilio Butragueño y Fernando Morientes en la tabla de goleadores históricos de la selección con 28.

 

Con el tarro de goles abierto, la brecha no hizo más que ampliarse ante un rival sin medios para reaccionar. Diego Costa de nuevo y a la postre Álvaro Morata, que le tomó el relevo entrando desde el banquillo, castigaron de nuevo al conjunto centroeuropeo para aumentar el festival de goles hasta un 8-0 que supone la mayor diferencia entre ambos equipos en un encuentro, superando el contundente 6-0 del último cara a cara en septiembre de 2011 en Las Gaunas.

 

La era 'post Del Bosque' transmitió una forma envidiable en su debut, si bien el calado del contrincante no permite establecer conclusiones muy clarividentes. La próxima prueba, frente a Italia el próximo 6 de octubre, será el primer test serio de los españoles de camino al Mundial.

Comentarios

y leon me gusta 07/09/2016 10:27 #1
Muy rimbombante, reino de Leon, cuanta memez ...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: