El regreso a los orígenes de Pepe Hidalgo

Juan José Hidalgo, empresario salmantino

El grupo del empresario salmantino consigue entrar en la lucha por el jugoso pastel de las líneas regulares de viajeros, el negocio con el que Hidalgo empezó su trayectoria en 1965.

"Ave que vuela, a la cazuela". Esta sentencia tan popular sirve para describir los planes de Juan José Hidalgo con respecto a las líneas regulares de autobús, un negocio de 1.300 millones de euros que se han repartido entre unas pocas empresas durante décadas, y en el que ahora quiere hacerse un hueco. Le ha costado años de pleitos con dos ministros de Fomento, José Blanco y Ana Pastor, pero al final los tribunales le han ido dando la razón, con un hito importante: el mandato de las autoridades europeas para que España cambie su manera de conceder los contratos de estas líneas.

 

Ahora, el grupo de Pepe Hidalgo está listo para un regreso a los orígenes, porque el transporte de viajeros en autobús está en el inicio de la peripecia empresarial del salmantino. Nunca se cansa de recordar que todo empezó en 1965, con un Mercedes de segunda mano y sus primeros viajeros, los que cubrían la enorme distancia entre Zúrich, a donde había emigrado, y su Salamanca natal. 

 

Después, el transporte de viajeros en autocar siempre ha estado es su estructura, pero las agencias de viajes, los aviones, primero charte y luego con su propia compañía, Air Europa, los hoteles, Curro, el Caribe... habían llevando la andadura del grupo por otras latitudes económicas. Sin embargo, el momento económico obliga a captar todo euro que pueda ir a la cuenta de resultados, y el negocio de los autocares no solo es totalmente conocido por Hidalgo, sino que esconde buena posibilidades de beneficio. Y no solo en las líneas regulares interurbanas, sino en las urbanas.

 

Una ocasión en la que Salamanca se ha vuelto a cruzar. Quizás por eso ha iniciado con el contrato del bus urbano del Ayuntamiento de Salamanca un proceso de reclamación similar al que le ha dado la victoria ante el Ministerio de Fomento, y también por ello apunte a una línea emblemática, la Salamanca-Madrid.