El rector de la UPSA cree que “puede haber otras maneras de regular las becas”

Asegura que la propuesta de Wert afectaría de "manera negativa" a la institución académica

El rector de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), Ángel Galindo, ha reconocido que la propuesta del ministro de Educación, José Ignacio Wert, de situar la nota de corte en el 6,5 para la obtención de becas afectaría “de manera negativa” a la institución académica salmantina y que “puede haber otras maneras de regular el problema de las becas”.

 

Ángel Galindo ha señalado que la UPSA se vería perjudicada por esta iniciativa porque la mayor parte de su alumnado es español y ha insistido en que “se pueden hacer las cosas de otra manera” para evitar esta medida.

 

El rector de la UPSA ha incidido en que las becas serán financiadas a nivel nacional por el Ministerio que lidera José Ignacio Wert y que, en cuanto a las autonómicas, la Universidad Pontificia tendrá un “camino diverso” al ser una institución privada.

 

Ángel Galindo ha realizado estas declaraciones en compañía del rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Daniel Hernández, antes de participar en el acto de investidura como doctor ‘honoris causa’ del catedrático de Anatomía y Embriología y académico de la Real Academia Nacional de Medicina, Juan Jiménez Collado.

 

Jiménez Collado, a propuesta de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia ‘Salus Infirmorum’ de la UPSA, ha recibido el reconocimiento en el acto tendrá lugar en el Aula Magna de la institución académica salmantina.
 
El profesor Juan Jiménez Collado, nació en San Roque (Cádiz) el 30 de agosto de 1932. Realizó su licenciatura en la Facultad de Medicina de Cádiz, 1950 a 1956, y fue premiado en la licenciatura y becado para que asistiera a la Universidad Menéndez Pelayo en la que el año 1956 obtuvo diploma en Biología y diploma en Técnicas Histológicas del Sistema Nervioso.

 

Según la UPSA, Jiménez Collado es “fiel protector de la bioética en medicina y ha dedicado toda su vida profesional a la universidad Española y a la investigación del desarrollo del embrión humano”.  

 

Además, tal y como recoge la Universidad Pontificia de Salamanca y ha subrayado su rector, el nuevo ‘honoris causa’ es “defensor de la vida humana, que comienza desde el mismo momento de la fecundación”.