El recorte de las subvenciones 'ahoga' a Cruz Roja Salamanca

Carlos Santos, Jesús Juanes, Elena Borrego y Javier Vicente, en Cruz Roja (Foto: I. C.)

A pesar de ello, los fondos de captación propia han aumentado, lo que les permite no cerrar ningún centro de momento, pero sí "priorizar el criterio social" a la hora de la posibilidad de abandonar alguna actividad.

Cruz Roja Española en Salamanca ha presentado su balance anual de actividad en un "ejercicio de transparencia que le debemos a la sociedad salmantina", como aseguraba su presidente, Jesús Juanes.

 

En este pasado 2013 "lleno de dificultades", Cruz Roja ha logrado "mantener los mismos principios que en su fundación", que no son otros que "ser una institución solidaria de carácter voluntario, que trata de aliviar el dolor humano tratando de estar cerca de las personas", como apunta Juanes.

 

La mejor noticia para Cruz Roja Salamanca es el apoyo de los 13.050 socios que tenían en 2013 (de enero a abril de este año se han hechho 156 más), lo que les aporta un "respaldo económico, pero sobre todo moral".

 

A pesar de las dificultades, desde Cruz Roja Salamanca se ha llegado a 68.071 personas, un 31% más que en 2012 gracias en parte a los 2.164 voluntarios y 140 trabajadores. Sin embargo, el hecho de que Cruz Roja tenga tanto trabajo "es un mal dato para la sociedad salmantina porque significa que hay muchas más necesidades, precariedades y gente sin empleo", apunta Juanes.

 

PÉRDIDAS DE 60.799 EUROS EN 2013

 

En cuanto a la parte económica, Carlos Santos (secretario provincial de Cruz Roja) ha reconocido que los ingresos fueron de 5.405.856 euros, mientras los gastos ascendieron a 5.466.655 euros, de tal forma que las pérdidas del año 2013 alcanzan los 60.799 euros. A pesar de este dato negativo, Santos subraya que es mejor que en 2012, cuando se perdieron 199.000 euros y en 2011, en el que el balance negativo superó los 358.000 euros. Por tanto, a pesar de las dificultades "estamos recuperándonos", como apunta Carlos Santos.

 

El secretario provincial de Cruz Roja lamentó que los ingresos de la institución salmantina descendieron en 2013 en 642.000 euros y "en cambio hemos crecido en número de usuarios". Esto se debe principalmente al importante descenso de las subvenciones institucionales (representan una media de 300.000 euros de 2012 a 2013). Sin embargo, agradecen el aumento de la captación propia de fondos gracias a sus socios o a actividades como el 'Día de la Banderita', por ejemplo, que este año se celebrará el 10 de mayo.

 

Las pérdidas económicas de Cruz Roja Salamanca obligan a esta institución a "priorizar el criterio social" en sus actividades, por lo que pueden plantearse incluso "abandonar alguna actividad para tratar de llegar al equilibrio presupuestario", reconoce Jesús Juanes.