El reciclaje en Hawai: Los viejos autobuses acogerán a personas sin hogar

Autobús

Un solidario proyecto para proporcionar una infraestructura equipada con camas, aseos, duchas y demás espacios reciclando viejos autobuses se puede llevar a cabo en Honolulu (Hawái), si la propuesta del Director Ejecutivo de la Vivienda de la Ciudad, Jun Yang, y la representante de la empresa arquitectónica 'Group 70', Ma Ry Kim, reciben el visto bueno.


 

La turística ciudad de Honolulu ha estado recientemente en el punto de mira de la crítica por su alarmante falta de viviendas o refugios para dar cobijo y techo a la gran cantidad de personas sin hogar que pueblan la isla, pretendiendo el alcalde, Kirk Caldwell, solucionar el problema con una política más restrictiva que incluía la fuerza policial.

 

Sin embargo, una propuesta que se anuncia como un rayo de esperanza a esta serie de medidas restrictivas podría ser una solución para el problema de la vivienda para personas sin hogar en la ciudad.

 

Algo tan sencillo como reciclar los viejos autobuses apunto de ser jubilados y acondicionarlos con camas, duchas e inclusive convertirlos en una sala recreativa forma parte del proyecto que Yun Yang y 'Group 70' pretenden llevar a cabo.

 

Así quedaría por dentro el autobús

 

El Ayuntamiento ya se ha comprometido a donar 70 de esos autobuses para el proyecto que será llevado a cabo pensando en que personas no cualificadas que quieran y puedan ayudar se animen a hacerlo utilizando material de ferretería sencillo. Se pretende que para cada fin de semana de este verano, un autobús-vivienda sea terminado.

 

Con todo apalabrado y las ideas puestas sobre papel, lo único que hace falta es que alguna organización no lucrativa asuma la ejecución del proyecto.