El recargo por pagar la zona azul de Salamanca con el móvil puede ser ilegal

Parquímetro del estacionamiento regulado de Salamanca. Foto: F. Oliva

El consistorio pide un informe sobre este recargo del 10% que, desde hace un año, aplica la empresa concesionaria de la ORA. No está contemplado en las ordenanzas fiscales que regulan los precios de la zona azul.

El recargo del 10% por pargar la zona azul con el móvil podría ser ilegal y metería en un lío al Ayuntamiento de Salamanca, que ha permitido el incremento de la tarifa de estacionamiento desde hace más de un año a pesar de las peticiones para que no fuera así. Ahora, un informe municipal puede complicar la viabilidad de este sistema de pago.

 

El pago por el móvil no es algo nuevo: muchas ciudades del país, que desde finales de 2014 han ido implantando este tipo de aplicaciones. En el caso de Salamanca, fue en septiembre de aquel año cuando empezó a funcionar el sistema al ponerlo en marcha la empresa concesionaria del sistema de estacionamiento regulado, la ORA o zona azul. La aplicación utilizada es Telpark, una de las más populares, disponible para más de 80 ciudades.

 

En su día, el Ayuntamiento anunció que la aplicación sería gratuita durante, al menos, el primer año desde que se pusiera en servicio. Dicho y hecho: el 25 de septiembre de 2015, un año después, empezaba a ser de pago. La consecuencia fue el recargo de un 10% sobre las tarifas de la ORA. Así, se pagaba un 10% más sobre las tarifas del tiquet para todos los estacionamientos, salvo en el caso de los de importe inferior a 50 céntimos, en cuyo caso se pasaba un coste fijo de cinco céntimos en todas las operaciones.

 

El recargo fue impuesto por la empresa concesionaria, y no se hicieron esperar las quejas. El PSOE solicitó que no se permitiera a la empresa de la ORA aplicar este recargo ya que esta modalidad de pago fue una mejora ofrecida por la propia empresa a la hora de optar a la adjudicación de este servicio por parte del Ayuntamiento, y por tanto, era la empresa la que tenía que hacerse cargo de los posibles costes de gestión derivados del uso de esta modalidad de pago.

 

De hecho, este recargo no está contemplado en la ordenanza fiscal que regula las tarifas de la zona azul y verde implantada en Salamanca, con lo que es muy dudosa la legalidad del cobro y también de las consecuencias sancionadoras. De hecho, para que fuera legal cobrarlo habría que haber cambiado la ordenanza correspondiente, cosa que no se ha hecho. De ahí el informe que se ha pedido a los servicios jurídicos municipales, todavía no disponible y del que el equipo de Gobierno no da pista alguna.

 

El PSOE exige eliminar el sobrecoste que los usuarios tienen que pagar al abonar el aparcamiento regulado con la aplicación de telefonía móvil, pero parece que la medida no va a estar lista de cara a la aprobación de nuevas ordenanzas. En todo caso, un cambio para legalizarlo difícilmente tendría el apoyo de la corporación.