El Real Madrid vence con holgura en Berlín

El Real Madrid vence con holgura en Berlín

El Real Madrid se ha impuesto este jueves a domicilio frente al ALBA Berlín (61-79), en un partido correspondiente a la tercera jornada del 'Top 16' de la Euroliga, y tras un encuentro en el que destacó el base Sergio Llull con 13 puntos y 4 asistencias por parte del club madrileño.

 

 

FICHA TÉCNICA.


ALBA BERLÍN: Hammonds (3), Banic (6), Giffey (8), McLean (12) y Renfroe (13) --cinco inicial--; King (-), Vargas (3), Redding (6), Stojanovski (4) y Radosevic (6).

REAL MADRID: Llull (13), Rudy Fernández (10), Rivers (11), Ayón (9) y Reyes (6) --cinco inicial--; Nocioni (3), Bourousis (4), Sergio Rodríguez (12), Carroll (8) y Slaughter (3).

PARCIALES: 15-16, 19-20, 10-19 y 17-24.

ÁRBITROS: Ankarali (TUR), Boltauzer (ESL) y Trawicki (POL). Eliminaron a McLean por parte del ALBA Berlín.

PABELLÓN: O2 World, 9.066 espectadores.

Después de esta holgada victoria, los madridistas se mantienen como líderes del grupo E en la segunda fase de la máxima competición europea, acumulando tres triunfos y ningún partido perdido, y encarrilando así su posición de cara a los posteriores 'play offs' de cuartos de final.


El duelo comenzó bastante igualado en el pabellón berlinés del O2 World, a donde arribaron ambos conjuntos algo fallones desde el lanzamiento lejano. Tan solo K.C. Rivers sobresalía en las labores ofensivas del Real Madrid, que sin embargo se veía lastrado en la 'pintura' por dos faltas rápidas cometidas por el pívot titular Gustavo Ayón, en apenas minuto y medio.

El partido cogió temperatura, realmente, una vez mediado el cuarto inaugural; el ALBA se puso con un resultado de 10-8 a su favor, aunque el equipo madridista lo volteó con un parcial de 0-8 y se puso en franquía para dominar el marcador. Pese a que el conjunto alemán apaciguó las arremetidas visitantes, los merengues concluyeron por delante el primer periodo (15-16).

El segundo cuarto siguió al principio la misma receta que el anterior, quizá con el ALBA más 'enchufado' en el despliegue de ataque. Eso hizo reaccionar a los madrileños, que en los tres minutos previos al descanso le endosaron a su rival un parcial de 0-10, y pasando así del 30-26 al 30-36. Una reacción germana apretó de nuevo el marcador (34-36) y dejó el duelo abierto para la segunda mitad.

UN BUEN Y CRUCIAL TERCER CUARTO MERENGUE

Al regreso de los vestuarios, el Real Madrid logró una notable distancia a base de triples oportunísimos, sobre todo con la circunstancial inspiración de Sergio Llull y de Rudy Fernández. De hecho, los arrebatos de ambos jugadores desde la línea del 6,75 se tradujeron en una ventaja madrileña superior a la decena de puntos (44-55) una vez metidos en el último minuto del tercer periodo.

La diferencia en el resultado, favorable al club español, fue creciendo paulatinamente en el último periodo hasta rozar la veintena. Los germanos no hallaron la fórmula para contrarrestar el entusiasmo de los bases madridistas, quienes fueron primordiales para que el Real Madrid se llevara también el último parcial acumulado (17-24).

El triunfo final del conjunto blanco corrobora la buena dinámica emprendida por los pupilos de Pablo Laso, que se encaraman al liderato de su grupo en el 'Top 16' de la Euroliga con pleno de victorias en las tres jornadas de competición disputadas hasta la fecha.