El Real Madrid tampoco 'quiere' la Liga

El equipo de Ancelotti pierde una ocasión de oro para acercarse al Atlético de Madrid tras empatar a dos con el Valencia.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Diego López; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Alonso, Isco (Casemiro, min.71), Illarramendi (Di María, min.46); Ronaldo, Benzema (Morata, min.83), Bale.

  

VALENCIA: Alves; Joao, R. Costa, Mathieu, Bernat; Javi Fuego, Keita; Feghouli, Parejo (Vezo, min.89), Vargas (Barragán, min.95); Alcácer (Jonas, min.66).

 

GOLES:

 

   0 - 1, min.43, Mathieu.

 

   1 - 1, min.59, Sergio Ramos.

   1 - 2, min.64, Parejo.

   2 - 2, min.92, Ronaldo.

 

ÁRBITRO: Clos Gómez (C. Aragón). Amonestó a Di María (min.50) por parte del Real Madrid. Y a Keita (min.70) y Feghouli (min.95) en el Valencia.

  

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

El Real Madrid tropezó este domingo (2-2) ante el Valencia a pesar de que sacó el empate 'in extremis' en el Santiago Bernabéu, desaprovechando la derrota del líder de la Liga BBVA, el Atlético de Madrid, en la antepenúltima jornada de competición ante el Levante, un resultado que permite a su vecino y rival en la final de la 'Champions' ser el único que depende de sí mismo para ser campeón, sin sentir la presión de los blancos.

  

Los de Juan Antonio Pizzi aguantaron el empuje y buen fútbol de los blancos ante su afición durante los primeros 15 minutos. El hambre de los de Carlo Ancelotti, que saltaban al campo sabiendo de la derrota de los rojiblancos en el Ciudad de Valencia, se difuminó incomprensiblemente. Los madridistas se vieron sorprendidos por un Valencia capaz de lo mejor y lo peor.

  

Y es que cuando aun estaban en formación con su nuevo técnico, los 'che' ya sacaron una victoria del Camp Nou, y cerca estuvieron de repetir gesta en el feudo madridista. Por momentos, con la derrota de los locales primero por 0-1 y luego por 1-2, el FC Barcelona, el más descartado para el título tras empatar ante el Getafe el sábado, recuperaba todas las opciones de ganar la Liga. Sin embargo, el intercambio de golpes en el que se convirtió el partido terminó pasando factura a los de Pizzi y por ende a los de Martino.

  

Un Madrid desordenado terminó sacando un punto con el que se colocan en 83 con el partido menos del Valladolid este miércoles, claramente desaprovechando la oportunidad de acechar e incluso empatar a puntos con el Atlético si ganaban el partido pendiente. Ahora los de Simeone están a cuatro puntos de ser campeones. La locura de las últimas jornadas en Primera se alargó una fecha más y las cábalas comienzan a ser solo para valientes.

  

Madrid y Valencia disputaban este partido de la trigésimo sexta jornada con las piernas tocadas tras jugar Liga de Campeones y Europa League. El cansancio fue por barrios. El marcador daba alas a unos y peso encima a otros, y viceversa. El Madrid se fue al descanso por debajo con un tanto de cabeza de Mathieu en un saque de esquina, después de perder ritmo y quizá echar de menos al ausente Modric.

 

EL MADRID NO PUEDE CON LA FE 'CHE'

  

Aún así, con el Valencia de nuevo demasiado retrasado, el Madrid terminó empatando al poco de la reanudación con un tanto del inspirado Sergio Ramos. El partido parecía ponerse muy de cara a los locales, que alargaban la fiesta de Múnich ante un rival a priori tocado anímicamente tras caer en las semifinales de la Europa League ante el Sevilla en el último suspiro, y se quedaban a un gol de poner caliente la zona alta.

  

Sin embargo la euforia duró poco en el césped y las gradas del Bernabéu ya que en un mal ajuste defensivo el Valencia volvió a ponerse por delante por medio de Parejo y tras una gran acción de Feghouli. El juego del Madrid se atascó, en parte por el buen hacer de los visitantes, liderados en la batalla por un gran Keita y por las artimañas necesarias para dejar el reloj correr.

  

Los de Ancelotti echaban también de menos a un Benzema casi ausente y un Ronaldo que pese a sus intentos, no terminaba de encontrar la manera de batir a un Alves casi perfecto durante todo el partido. Finalmente, el Madrid apeló a su conocida épica para lograr el empate por medio del delantero portugués ya en el descuento, que se sacó un gran gol de espuela. Un empate que no empaña el buen trabajo de los de Pizzi pero que sí les despide definitivamente de alcanzar Europa.