El Real Madrid sucumbe en casa del colista

El Real Madrid cae ante el Estrasburgo

Los de Laso pagan cara su mala defensa y su desacierto anotador.

El Real Madrid no dio síntomas de ser el actual campeón de Europa tras perder (93-86) en la cancha del Estrasburgo, colista de su grupo, en un partido que entregó al cuadro francés poco antes del descanso, por lo que los merengues se quedan con solo dos victorias tras las cinco primeras jornadas en la máxima competición continental.

El conjunto de Pablo Laso tuvo un mal comienzo, pero pronto enmendó el desaguisado con una buena racha de Rudy Fernández y el empeño del insaciable Sergi Llull. Tres triples consecutivos, dos de ellos de Kyle Weems, abrieron 11 puntos de brecha que pudieron enjugar los baleares superado el primer asalto.

Recuperado el cauce y la normalidad, el Real Madrid no entendió que el primer croché de sus rivales era mucho más que sintomático. Los galos estaban decididos a presentar batalla y no lo dudaron. La buena muñeca de Beaubois volvió a dar la delantera al Estrasburgo, que pisó el acelerador y no quiso mirar atrás.

Pese a enfriar las ideas en el descanso, el Madrid no ofreció noticias de mejora. Ni ajustada la defensa, ni el tiro exterior del rival, el equipo francés sólo supo incrementar la diferencia. Louis Campbell se gustó cuanto quiso y terminó por hacer la cruz al conjunto madrileño, desquiciado con los árbitros por momentos.

Por su parte, los pupilos de Vincent Collet --seleccionador francés-- siguieron en su línea y disfrutaron del mejor día en la competición. El Estrasburgo promedia 60 puntos por partidos en Euroliga y este viernes se fue hasta los 93, un éxito absoluto para los locales, que descorcharon el champán mucho antes del minuto 40.

Pese al arreón final del Real Madrid --dejó la diferencia de 17 a 6 puntos-- la victoria se quedó en Francia y los blancos, con un grandísimo Taylor, volverán a la capital de España de vacío. La derrota deja a los de Laso con un balance 2-3, igual que Zvezda Telekom Belgrado, Bayern Múnich y su verdugo este viernes.