El Real Madrid saca el carácter para mantenerse en la lucha

ALMERIA 1 - 2 REAL MADRID
EFE / ALMERÍA

Salió herido al campo el Real Madrid. Así, los trece primeros minutos fueron de pleno dominio blanco. Toque y movilidad le condujeron a apoderarse del balón, minimizar las cualidades de un Almería que se mantuvo en pie gracias a las paradas del brasileño Diego Álves.

En un abrir y cerrar de ojos cambió el panorama. Encontró Kalu Uche un agujero a espalda de los centrales, para asistir a Crusat. Solo, fusiló a Íker Casillas (min.14). Era la hora en la que debía aparecer un líder. Cristiano lo es en el Real Madrid. Ansioso por seguir enganchado a la lucha por el título, y tras dejar en su camino a tres rivales y amagar con una bicicleta en carrera, soltó un zurdazo cruzado para superar a Alves. El Real Madrid encerraba al Almería, que lanzaba contraataques peligrosos. Se lanzó por el partido el equipo de Pellegrini en el segundo acto y no se cansó Alves de sacar ocasiones claras. El gol era cuestión de minutos. Cristiano seguía intentándolo. Incansable. Pero fue Van der Vaart, con un zurdazo desde la frontal pegado al palo, el que derribó el muro. Casillas salvó el triunfo, rápido en un mano a mano con Uche, y el partido pudo acabar en goleada.