El Real Madrid por fin recupera la alegría, su pegada y a Kaká

OTRO PROTAGONISTA. Cristiano Ronaldo, que llevaba 4 partidos sin ver puerta, se reencontró con el gol por partida doble. VIERON PUERTA. El primero de la tarde lo marcó Kaká y Adebayor cerró la goleada
EFE
El Real Madrid volvió a divertirse en el Santiago Bernabéu tras un periodo alejado del buen fútbol, recuperó ante la Real Sociedad su alegría y a un futbolista como Kaká, que por primera vez se encontró cómodo desde su grave lesión y dirigió el ataque aliado con Cristiano Ronaldo, que fulminó con un doblete su sequía goleadora. Por segunda vez José Mourinho apostó por las rotaciones. Por primera vez le funcionaron. Kaká rozó el gol con un disparo ajustado en el primer minuto. Cristiano se desquiciaba con dos oportunidades falladas. Lo bueno para él estaba por llegar. Antes le tocaba a Kaká. Hizo un gol elegante el brasileño a los ocho minutos. Controló en carrera con la derecha y disparó pegado al palo con la zurda.

A los veinte minutos, los dos grandes protagonistas del encuentro volvieron a asociarse. Kaká encontró a Cristiano, que recortó con la derecha y desde la frontal soltó un latigazo con la izquierda directo a la red. El Real Madrid se gustó. Tocó con velocidad, dejó detalles técnicos vistosos. Llegó el tercero a cinco minutos del descanso con un testarazo de Cristiano a un saque de esquina medido de Özil. La Real Sociedad solo fue lucha y encontró el gol de la consolación en un rebote. Arbeloa, que, sin poder evitarlo, empujó el esférico a su portería. La fiesta la cerró Adebayor. Tras fallar claras ocasiones, su trabajo tuvo recompensa.