El Real Madrid 'pega' dos veces y tumba al Villarreal

Los primeros 45 minutos que se vieron en el Madrigal fueron muy buenos. El Villarreal fue valiente y decidió jugarle al Real Madrid de tú a tú, a campo abierto.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

VILLARREAL: Asenjo; Mario, Musacchio, V.Ruiz, Gabriel; Bruno, Trigueros (Jonathan Dos Santos, min.67), Cani, Moi Gomez (Espinosa, min.60); Vietto y Uche (Giovani, min.64).

  

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Marcelo (Nacho, min.75); Kroos, Modric; Bale, James (Illarramendi, min.73), Cristiano Ronaldo y Benzema (Isco, min.84).

 

GOLES:

 

   0 - 1, min.31, Modric.

   0 - 2, min.40, Cristiano Ronaldo.

  

ÁRBITRO: Undiano Mallenco (C. Navarro). Amonestó a Sergio Ramos (min.37) por el Real Madrid.

  

ESTADIO: El Madrigal.

El Real Madrid ha logrado el triunfo en el Madrigal ante el Villarreal (0-2) en un partido, perteneciente a la sexta jornada de la Liga BBVA, que ha tenido una primera parte trepidante en la que los locales han merecido algo más, pero tras la que se han ido a vestuarios dos goles por debajo gracias a la pegada mostrada por los de Carlo Ancelotti que, con esta victoria, suman ya tres partidos consecutivos logrando los tres puntos en Liga.

  

Los primeros 45 minutos que se vieron en el Madrigal fueron muy buenos. El Villarreal fue valiente y decidió jugarle al Real Madrid de tú a tú, a campo abierto. Eso es algo que el aficionado agradece, porque deja partidos vibrantes, pero también es un juego en el que el conjunto blanco se siente cómodo y donde es muy difícil batirle.

  

Los primeros minutos dejaron a un Villarreal que creó mucho peligro por bandas y a un Madrid que probó fortuna con Kroos y Cristiano Ronaldo desde fuera del área. Los locales estuvieron muy bien dirigidos por Trigueros, así como por un Cani que cada vez que toca el balón lo hace con sentido. Moi Gómez fue una amenaza para Carvajal y Marcelo, que vieron como el canterano de los castellonenses les ganó la espalda en varias ocasiones.

  

Los centros al área blanca no fueron aprovechados por los locales, en ocasiones por la buena actuación de Varane y Ramos y otras veces por la falta de contundencia de Vietto y Uche. Además Casillas, que volvía a la titularidad, estuvo seguro este sábado.

  

El Real Madrid supo encajar, mientras de vez en cuando aparecía con peligro en el área de Asenjo. Eran pequeños avisos de la tormenta que se desencadenaría en nueve minutos. Ese fue el tiempo que tardó el equipo de Ancelotti en mandar a la lona al Villarreal. Dos golpes directos que tumbaron a su rival y sentenciaron un partido que no tenía nada fácil.

  

El primero fue un latigazo de Modric desde la frontal ante el que el portero de los de Marcelino no pudo hacer nada. El segundo fue un contragolpe en el que James dio un pase largo a un Benzema que se deshizo del defensor con un magnífico recorte y le regaló su décimo gol de la temporada a Cristiano Ronaldo. Nueve minutos, dos zarpazos y partido cuesta arriba para el Villarreal.

 

UNA SEGUNDA PARTE QUE TUVO MENOS EMOCIÓN

  

Tras el paso por vestuarios el partido fue a menos. El primer cuarto de hora dejó la sensación de que el Madrid se iba a partir como le viene ocurriendo todo el año en los segundos 45 minutos. En esos instantes el equipo castellonense llegó pero no dio una gran sensación de peligro. El cuadro blanco por su parte pareció conformarse con lo que había y no buscó más.

  

Intentó alguna contra que otra pero ni Cristiano ni especialmente Bale estuvieron acertados. El galés intentó hacer la guerra por su cuenta, pero continúa dando la sensación de no estar del todo metido en la dinámica del equipo.

  

Así se llegó a unos últimos minutos en los que Marcelino dio entrada a los hermanos Dos Santos en busca de revolucionar el choque y Ancelotti a Illarra para hacer de ancla y evitar un equipo en el que seis hombres defendiesen y cuatro se quedasen arriba. Le salió la cosa mejor al italiano que vio como no ocurría nada destacado en el último cuarto de hora.

  

Con este triunfo, el Real Madrid enlaza tres victorias consecutivas en liga y se mete de lleno en el tren de cabeza de la competición. Además por primera vez desde la jornada inaugural consigue dejar su puerta a cero. El Villarreal, por su parte, se queda en mitad de la tabla con ocho puntos. La próxima semana viajará a Vigo para enfrentarse a la revelación de la Liga; el Celta de Berizzo.