El Real Madrid cumple en Riazor pero se queda sin Liga

Fotonoticia 20160514185639 1280 detail

El Real Madrid cumplió con su obligación este sábado y derrotó al Deportivo de la Coruña en Riazor (0-2) en el último capítulo liguero, pero su triunfo en tierras gallegas resultó insuficiente para abrazar el título de Liga.

El Real Madrid cumplió con su obligación este sábado y derrotó al Deportivo de la Coruña en Riazor (0-2) en el último capítulo liguero, pero su triunfo en tierras gallegas resultó insuficiente para abrazar el título de Liga, que se quedó en manos de los culés tras su victoria en Granada por 0-3.

 

Los pupilos de Zidane fueron campeones de Liga durante 13 minutos. El primer gol de Cristiano, en una buena acción colectiva, puso momentáneamente a los blancos en cabeza, que no sabían del empate blaugrana en Los Cármenes. La Liga estaba más en juego que nunca a 1.000 kilómetros de diferencia entre un estadio y otro.

 

Resultó llamativo, cuanto menos, que los merengues --después de haber tirado la Liga en enero-- alcanzasen la jornada final con opciones de título e incluso llegaran a situarse en la cumbre hasta que Luis Suárez deshizo la ilusión capitalina con el 0-1 en Granada. Casi cuarto de hora que el Barça gestionó de la mejor de las maneras.

 

Sin embargo, los de Zidane siguieron a lo suyo y ampliaron la renta tan solo cinco minutos después del primer gol culé. Otra vez Cristiano, en un remate de cabeza que golpeó en Mosquera, y despistó a un Pletikosa que no pudo hacer nada. Los deberes estaban hechos para el Madrid, que esperaba el milagro en territorio nazarí.

 

Una entelequia que perdió toda lógica cuando Luis Suárez hizo el 0-2 para el FC Barcelona. El banquillo del Real Madrid aprovechó para decírselo a Dani Carvajal, pero nada cambió en esta primera parte. Cristiano la estrelló en el larguero y Benzema buscó el gol, sin premio, de manera muy insistente.

 

A partir de ahí, tras el paso por vestuarios, el Madrid se olvidó de la Liga y miró a Milán. Zidane dio descanso a Cristiano, Kroos y Bale, y el conjunto blanco levantó el pie del acelerador. El partido perdió interés, sobre todo porque el Deportivo tampoco quiso añadirle más picante al asunto, en su línea de las últimas semanas.

 

Lucas Pérez, al poco de comenzar el segundo acto, tuvo la ocasión más clara de un Dépor que también lo intentó al final con varios lanzamientos lejanos que encontraron a un atento Keylor Navas. Además, los últimos minutos fueron aprovechados para ovacionar a Pletikosa, que dejará el Depor de cara al próximo curso, y a Manuel Pablo, el veterano lateral derecho que también se despidió este sábado de su público.

 

En resumen, un triunfo insípido de los merengues por la victoria del Barça en Granada, pero nada que no fuese previsible, al menos por lo que decía la estadística. El Madrid, que apretó lo imposible al Barça, se quedó sin una Liga que había dado por perdida hace ya cinco meses. Todo pasa por Milán. La undécima espera allí.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: