El rastro se traslada de La Aldehuela a las avenidas Martín Gaite y Obispo Sancho de Castilla por las Ferias de Salamanca

Permanecerán cortadas al tráfico los dos días 7 y 8, así como los domingos siguientes, días 14 y 21 de septiembre, fechas en las que también se instalará el rastro en esa zona.

Las avenidas del Obispo Sancho de Castilla y de Carmen Martín Gaite, situadas en las inmediaciones del Cementerio de Salamanca y los ensanches viales del barrio de Pizarrales, acogerán desde el domingo, día 7 de septiembre, y lunes, día 8 de septiembre, el rastro que durante el resto del año se celebra en La Aldehuela de los Guzmanes.

 

Esas dos avenidas y las calles confluentes en las mismas, permanecerán cortadas al tráfico los dos días citados, así como los domingos siguientes, días 14 y 21 de septiembre, fechas en las que también se instalará el rastro en esa zona.

 

La Policía Local y el Servicio de Tráfico están ultimando la señalización de los puestos del mercadillo, debidamente delimitados y numerados, de tal forma que cada vendedor deberá ocupar el puesto que le haya correspondido por su número de licencia, mientras que los dos bares se situarán en los lugares ubicados al efecto, como en años anteriores. Los 400 puestos del rastro se distribuirán concretamente en el tramo de la avenida del Obispo Sancho de Castilla comprendido entre la calle Luis Sala Balust y la glorieta del Obispo Bobadilla, en paralelo a la tapia del Cementerio, y tendrán continuación en la avenida de Carmen Martín Gaite, hasta la glorieta del Obispo Mauro Rubio, junto a la confluencia con la carretera de Ledesma.

 

El rastro permanecerá en este lugar hasta después de las Ferias y Fiestas, cuando se desmonten las atracciones del Real de la Feria, retornando a La Aldehuela el domingo 28 de septiembre.