El Rastrillo de los Pobres vuelve a abrir hasta el domingo

El Comedor de los Pobres abre su segundo rastrillo solidario de este mes, cuyo propósito es recaudar dinero para contribuir a la financiación y mantenimiento de los servicios que dan. Medio centenar de voluntarios atienden al público, en el local parroquial de La Purísima, en la plaza de las Agustinas, con la venta de artículos de regalo, embutidos y quesos

Las puertas del Rastrillo de los Pobres se han vuelto a abrir esta mañana en el local parroquial de La Purísima, en la plaza de las Agustinas. Estará disponible para el público hasta el domingo, con un horario de 12.00 a 14.30 horas y de 18.00 a 21.30 horas.

 

Este Rastrillo, atendido por más de 50 voluntarios, contará con muchos artículos exclusivos donados por numerosas empresas, además de tener una zona dedicada al embutido ibérico de Guijuelo y quesos de la Trapa. Rocío Ledesma, coordinadora del Comedor de los Pobres en Salamanca, asegura que esta es "una gran fuente de ingresos para la organización", y que en función de los donativos obtenidos y del resultado de las ventas se planifica gran parte de las actividades y acciones humanitarias de todo el año. Con lo recaudado se cubre casi el 30 por ciento de las necesidades anuales. De hecho, en 2014, la campaña de Navidad proporcionó alrededor de 8.000 euros que han sido de gran ayuda este año.

 

 

Por ese motivo, Rocío Ledesma anima a los salmantinos a que acudan al rastrillo para hacer sus compras navideñas. Pero, además, y si cabe con más ímpetu, quiere "dar las gracias a la enorme solidaridad demostrada por tiendas y personas particulares" que han donado todo lo que se vende, ya sean la amplia variedad de artículos de regalo, librería y juguetes o los embutidos y quesos.