El Racing pone nuevas condiciones aunque da por hecho que vendrá a la UDS

CUESTIÓN DE MINUTOS. El futbolista se reunió con Portugal y pidió salir para jugar más, que es lo que quiere garantizarse su club si lo cede
T. S. H.

Lo que parecía un fichaje de coser y cantar va camino de convertirse en el culebrón invernal para la Unión Deportiva Salamanca que sigue sin poder dar por cerrada la cesión del centrocampista del Racing de Santander Edu Bedia. Los flecos que debían resolver el jugador y el club cántabro parecen salpicar ahora también al equipo salmantino y es que el club de origen han puesto nuevas condiciones sobre las inicialmente planteadas. Eso sí, aunque la UDS se muestra cauta sobre lo que finalmente sucederá, en el Racing de Santander dan por hecha la cesión del futbolista hasta el mes de junio.

Edu Bedia y su representante mantuvieron en la tarde de ayer una reunión con los mandatarios del club cántabro y su entrenador, Miguel Ángel Portugal, que en principio se había mostrado como el más reticente a dar el visto bueno a la cesión del joven futbolista. Tras ese encuentro, al que Bedia llegó dispuesto a convencer a la otra parte de que lo mejor para él es salir y buscar los minutos que le están faltando en su equipo, el Salamanca conoció alguna nueva condición para dar por finiquitada la operación.

Más allá de temas económicos lo que quiere garantizarse el Racing es que su futbolista consiga jugar y ya se sabe que en estos casos se incluyen en los contratos cláusulas que de no cumplirse suelen ser gravosas para el equipo que recibe al futbolista. Durante la tarde y la noche de ayer Balta se mantuvo en permanente contacto para intentar cerrar la operación. Pese a la espera, en Santander, el máximo dirigente Francisco Pernía,daba por hecha la salida del futbolista. Hoy podría quedar documentado todo y se vería cumplido así no sólo el deseo del jugador sino también el del Salamanca, que lo tuvo siempre como prioridad. El empeño de Portugal por reterner al futbolista hasta comprobar cómo evoluciona Tziolis de su lesión es lo único que hasta ahora había frenado su incorporación.