El puente Enrique Estevan mantendrá el paso de vehículos después de su reforma integral

(Foto: Chema Díez)

Se limitará la velocidad a 30 kilómetros por hora, tal y como aconseja un estudio efectuado.

El Ayuntamiento de Salamanca procederá en los próximos meses a la reforma integral del puente Enrique Estevan con un presupuesto próximo al millón de euros, después de la elaboración de un estudio sobre la conservación de la estructura.

 

Y, ante las conclusiones del estudio, la propuesta del Consistorio al Plan de Movilidad será el mantenimiento de la circulación de automóviles y de autobuses. De todas formas, se limitará la velocidad a 30 kilómetros por hora para “una mejor protección de la estructura del puente”, ya que, según el arquitecto José Luis Martínez, un vehículo aumenta un 25 por ciento su presión sobre el puente si circula a 50 kilómetros por hora.

 

El alcalde ha explicado que la inversión aproximada es de unos 534.000 euros para la reparación estructural, aceras y barandillas del puente, que se llevará a cabo en una primera fase; y de otros 400.000 para el acondicionamiento y pintado de la estructura metálica.

 

Estas cantidades se incluirán en varias partidas de los presupuestos municipales y, además, el Ayuntamiento solicitará que el Gobierno de España colabore con unos 300.000 euros a través de la convocatoria de Proyectos de Conservación, Protección y Difusión de Bienes declarados Patrimonio Mundial, lanzada por el Ministerio de Cultura.

 

El Consistorio tiene previsto que la contratación de las obras sea efectiva antes de finales del presente año y que en verano de 2014 estén finalizadas, después de que pasen los diferentes trámites políticos y una vez que ya se ha finalizado el estudio para conocer el actual estado.

 

Para llevar a cabo las actuaciones de rehabilitación previamente el Ayuntamiento de Salamanca ha realizado un estudio estructural del que se desprende que los cimentos del puente están en “buen estado”, aunque sí se han detectado problemas de corrosión “fundamentalmente en el acero”, han explicado el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, y el arquitecto del estudio, José Luis Martínez.

 

MÁS ACTUACIONES

 

Entre otras actuaciones, se encuentra la eliminación de las juntas sobre los pilares y estribos, para evitar la entrada de agua en la estructura; la sustitución de algunos elementos estructurales, como los montantes o barras de la estructura metálica; y la limpieza y consolidación de la sillería de los pilares de piedra y de la estructura metálica, mediante chorro de agua a presión. Se aplicará, también, pintura de protección en toda la estructura.

 

También se incluyen actuaciones en las aceras. Para evitar los resbalones de los peatones con motivo de las heladas se les dotará de un nuevo pavimento antideslizante con pendiente transversal para recoger el agua en los sistemas de drenaje.