El Puente Enrique Estevan abre sus puertas este 1 de marzo en Salamanca

El Puente Enrique Estevan abre sus puertas este 1 de marzo (Foto: Chema Díez)

Hasta el fin definitivo de las obras, los autobuses no podrán circular por el puente por las vibraciones que generan.

El puente Enrique Estevan se abrirá el próximo 1 de marzo al tráfico tras finalizar prácticamente su rehabilitación. Después de la extensión del asfaltado y la colocación de la señalización, los días 23 y 24 de febrero se ultimará la pintura para posteriormente llevar a cabo durante cuatro días las labores de desmontaje de los andamios del segundo arco, que deberán realizarse obligatoriamente por la calzada del puente.

 

El puente se reabrirá al tráfico definitivamente en una semana, pero los trabajos continuarán por debajo del arco número uno del puente, en la margen derecha, hasta la tercera semana de marzo. En este caso, los andamios se podrán retirar por el carril bici sin afectar a la superficie del puente ni a la circulación rodada, que estará limitada a 30 kilómetros por hora.

 

Hasta la finalización de todas las obras y mientras se esté trabajando en la parte inferior del puente, los autobuses no podrán circular por las vibraciones que generan.

 

Este hecho supone un impulso de la la primera rehabilitación integral del puente Enrique Estevan para su puesta en valor al ser una infraestructura centenaria considerada como la obra más destacada de la arquitectura de hierro en la ciudad. Dados sus valores patrimoniales, el Consistorio ha solicitado su declaración como Bien de Interés Cultural.

 

Entre las actuaciones concretas que se han llevado a cabo se encuentran la eliminación de las juntas sobre los pilares y estribos, para evitar la entrada de agua en la estructura; la sustitución de algunos elementos estructurales, como los montantes o barras de la estructura metálica; y la limpieza y consolidación de la sillería de los pilares de piedra y de la estructura metálica, mediante chorro de agua a presión. Se aplicará, también, pintura de protección en toda la estructura.

 

Desde el inicio de las obras el verano pasado, se han reparado más 1.400 elementos metálicos, se han limpiado más de 7.400 metros cuadrados de estructura metálica con agua a presión, se han pintado más de 5.500 metros cuadrados, se han desmontado 316 metros de acera y ha ejecutado la nueva y se han limpiado más de 800 metros de sillería, entre otras muchas actuaciones.