El público salmantino no da "crédito" ante la genialidad de la obra de Carlos Hipólito y Luis Merlo

Los salmantinos han podido disfrutar de la hilarante comedia 'El Crédito' durante alguna de las tres actuaciones que la compañía ha ofrecido en la ciudad charra.

Al apagarse las luces del majestuoso teatro Liceo, el público enmudece, ya que eso solo puede significar una cosa: el espectáculo comienza. En la parte superior del escenario, una pantalla muestra como Gregorio, interpretado por Carlos Hipólito, se prepara para afrontar un nuevo día de trabajo como director de una sucursal, mientras que Antonio Vicente, al que da vida Luis Merlo, se arma de valor para pedir un crédito de 3.000 euros.

 

Ya en la oficina y sobre las tablas, ante la negativa del banquero a concederle el préstamo por falta de solvencia, Antonio decide poner las cartas sobre la mesa, amenazando con tomar una medida que el propio Gregorio tacha de "extraterrestre". Esta situación rocambolesca es el desencadenante del resto de la obra, así como de las continuas carcajadas del público.

 

Con una escenografía sobria que consta únicamente de una mesa y varias sillas, emulando así a una oficina cualquiera, el mobiliario empleado es más que suficiente para situar a los espectadores en la escena, ya que el punto fuerte de 'El Crédito' reside en las interpretaciones de un Carlos Hipólito y de un Luis Merlo en estado de gracia, al igual que en un guion repleto de momentos memorables e hilarantes.

 

Finalizada la obra, los actores no dudaron en salir una y otra vez al escenario para recibir las ovaciones de un público en pie, agradecido por haber podido pasar una hora y media más que agradable en estos tiempos que corren, en los que los bancos se muestran inflexibles con sus clientes menos solventes.