El PSOE volverá a recriminar hoy al Gobierno su intento de "ampliar el negocio" de las empresas de seguridad privada

El PSOE aprovechará el Pleno del Congreso de este miércoles para volver a la carga contra la Ley de Seguridad Privada y lo hará dirigiendo al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, una pregunta en la que le cuestionará los motivos económicos que ha dado su departamento para justificar esa nueva norma.
MADRID, 18 (EUROPA PRESS)



"¿Por qué piensa el Gobierno que las empresas de seguridad privada deben ampliar tan considerablemente su negocio?", reza la pregunta registrada por el portavoz de Interior de los socialistas, Ramón Trevín, para el ministro.

EL SECTOR FACTURA 3.600 MILLONES AL AÑO

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha justificado la aprobación de una nueva Ley de Seguridad Privada apuntando que uno de sus objetivos principales es "ayudar a que se consolide un sector económico" que, a pesar de las dificultades que ha sufrido a causa de la crisis en los últimos años, está "en pleno crecimiento".

Martínez recalcó que la nueva ley "quiere ayudar a que se consolide un sector económico que da empleo a cerca de 90.000 personas, agrupa a más de 1.500 empresas y factura más de 3.600 millones de euros anuales".

Según dijo, se trata de "un servicio público esencial, que es el de la seguridad. Está en juego el bienestar de los ciudadanos, la protección de personas y bienes, la garantía última de derechos tan importantes como la intimidad, la privacidad o la inviolabilidad del domicilio".

En rueda de prensa en el Congreso, la portavoz parlamentaria de los socialistas, Soraya Rodríguez, ha criticado que, con esa nueva Ley, el Gobierno trate de "ampliar el negocio" de las empresas de seguridad privada y le ha acusado de estar intentando "privatizar" la competencia pública de la seguridad, algo que ha tachado de "escandaloso" pese a no ser la primera vez que detrás de una decisión del Gobierno hay un interés "particular".

TAMBIÉN CONTRA LA SEGURIDAD CIUDADANA

Pero además de cuestionar que el Gobierno alegue razones económicas para esa futura Ley de Seguridad, es más que previsible que el primer partido de la oposición aproveche para afear al Gobierno que esa futura Ley vaya a permitir a los vigilantes privados identificar, cachear y detener a ciudadanos en la vía pública con la pertinente autorización. Ésta es una enmienda que se introdujo en este proyecto de ley durante su paso por el Congreso con el rechazo del PSOE y de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA).

Los socialistas también formularán otra pregunta al ministro del Interior pidiéndole explicaciones por las últimas iniciativas del Gobierno en materia de seguridad. Aunque la pregunta es genérica, se prevé que el diputado que la formule, Juan Carlos Corcuera, aproveche para reprochar a Fernández Díaz su la Ley de Seguridad Ciudadana y exigirle una ves más que la retire.